Trump vuelve a vetar a periodistas hispanos en acto electoral

El aspirante republicano no permitió la presencia de un grupo de periodistas, entre ellos de Univisión, que iban a cubrir uno de sus actos de campaña en su hotel Trump National Doral, cerca de ...
Donald Trump hace un gesto al dirigirse a sus seguidores en un acto de campaña en el hotel Trump National Doral Miami, en Florida
Donald Trump hace un gesto al dirigirse a sus seguidores en un acto de campaña en el hotel Trump National Doral Miami, en Florida (AP)

Miami

El aspirante republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, negó hoy la entrada a un mitin de campaña en su hotel Trump National Doral a un grupo de periodistas, entre ellos del canal hispano Univisión, con la que mantiene una disputa legal.

El presentador Jorge Ramos, una de las caras más conocidas de la televisora, denunció en Twitter que a varios de sus compañeros "no les permitieron cubrir" el mitin del empresario en la localidad de Doral. Al mismo tiempo, Fusión -un medio creado por Univisión y la cadena ABC- también informó en su página web que a sus reporteros "se les negó" la entrada al evento.

"Instrucciones del señor Trump"

Dos periodistas de la cadena dijeron que habían solicitado la acreditación de prensa pertinente para cubrir el evento, pero la policía les negó la entrada “por instrucciones del señor Trump”.

Hope Hicks, vocero de Trump, dijo en un correo electrónico al Miami Herald que la cadena no había recibido acceso debido a que Trump está demandando a Univision por 500 millones de dólares por incumplimiento de contrato y hasta que no se resuelva habría un conflicto de intereses.

Hicks se refería al hecho de que la cadena anuló el contrato con el Concurso Miss Universo, que pertenecía a Trump, tras sus críticas de campaña electoral a inmigrantes latinos. Luego de ello, Trump vetó a los empleados de la cadena de su hotel y el magnate también mandó a sacar de una rueda de prensa en Iowa al periodista Jorge Ramos, quien también labora para Univision, el 25 de agosto pasado.

La expulsión de Ramos se debió a una pregunta sobre inmigración que formuló el reportero. Millones de personas vieron el enfrentamiento porque la rueda de prensa estaba siendo retransmitida en directo. Al final, Ramos pudo regresar y hacer su pregunta.

La polémica en torno a Trump por sus declaraciones sobre los inmigrantes en su campaña también produjo que los comisionados del de Miami Dade solicitaran la prohibición al gobierno local de hacer negocios con Trump y la Asociación de Latin Builders canceló una gala en su hotel.

Este viernes, afuera del hotel se reunieron un puñado de inmigrantes latinos para protestar contra el magnate por sus comentarios. José Colina, líder de la organización Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (VEPEX), calificó de “racistas” los comentarios de Trump.

“Es inmoral que un hombre que quiere deportar a 11 millones de personas esté viniendo a Doral, donde un 80 por ciento de población es hispana, además de que es un hombre que resulta peligroso para ser presidente porque la promoción al odio nunca ha traído cosas buenas”, dijo el venezolano Carlos Pereira.

Esta no es la primera vez que Trump, que encabeza las intenciones de voto a nivel nacional, tiene un desencuentro con la prensa latina estadunidense. Trump mantiene un contencioso legal con Univisión desde que la cadena hispana anunció en junio que ya no emitirá más los concursos de Miss Estados Unidos y Miss Universo, en protesta por los degradantes comentarios del empresario sobre los inmigrantes mexicanos.

Construir un muro con México

De otra parte, Trump reiteró hoy en el mitin en Doral su propuesta de construir un muro en la frontera con México, siendo interrumpido en más de una ocasión por activistas hispanos.

En un discurso que ofreció en el complejo turístico Trump National Doral, ubicado en esta ciudad aledaña a Miami, el magnate inmobiliario volvió a referirse a su promesa electoral de construir un muro en la frontera sur de Estados Unidos para detener la inmigración ilegal.

"No tenemos otra opción. Pero la gente vendrá al país legalmente", afirmó el aspirante presidencial ante un auditorio que prorrumpió en aplausos y gritos de "USA" tras el mensaje. "¿Sabes quienes quieren detener la inmigración ilegal más que nadie? Los hispanos que están legalmente en este país", agregó Trump, quien encabeza varias encuestas de intención de voto y hoy inició su mitin en el sur de Florida con casi media hora de retraso.

Al cabo de diez minutos de iniciado su discurso, el aspirante a la Casa Blanca fue interrumpido por un grupo de unos 40 activistas a favor de los inmigrantes, quienes fueron retirados del recinto en medio de gritos a favor del precandidato.

Los miembros de grupos proinmigrantes se habían congregado desde tempranas horas en las inmediaciones de la sede del mitin para expresar su rechazo a los "comentarios racistas y antiinmigrantes" expresados por el magnate, cuando anunció su carrera por la candidatura republicana a las elecciones presidenciales de 2016.

"Somos los inmigrantes quienes hemos engrandecido este país con nuestro trabajo y contribuciones", manifestó antes del mitin la nicaragüense Bertha Sanles, del grupo United Families.

Durante su alocución, Trump manifestó que ganaría las elecciones "con los hispanos" y prometió que de ser elegido presidente eliminaría el llamado Obamacare, como se conoce a la reforma sanitaria emprendida por el presidente Barack Obama y que establece un mercado de seguros obligatorio en el país.

Trump aludió a un sondeo reciente sobre intención de voto en Iowa y que lo colocaban por debajo del neurocirujano Ben Carson, y manifestó que creía que las encuestas estaban "equivocadas". Destacó, no obstante, que las encuestas lo dan ganador en Florida, tierra de los otros precandidatos republicanos Marco Rubio y Jeb Bush.

"Estoy ganando en Florida", expresó el magnate, quien lamentó la mala gestión de Washington en temas como el comercio bilateral con países como China, Japón y México. Trump tiene previsto ofrecer otro acto de campaña en la ciudad de Jacksonville, en Florida, el día sábado, y que será el último que realice en este estado.

Los aspirantes republicanos a la Casa Blanca volverán a medirse en un debate televisado la semana próxima en Colorado, que será el tercero y será retransmitido por la cadena CNBC.