Inició el caucus republicano de Nevada con Trump como claro favorito

El proceso de primarias en el estado del Oeste de EU comenzó a las 17:00 hora local de hoy (01:00 hora GMT del miércoles) y culminará a las 21:00 horas (05:00 hora GMT).
Un votante muestra una boleta electoral del caucus del partido republicano, hoy en Reno, Nevada
Un votante muestra una boleta electoral del caucus del partido republicano, hoy en Reno, Nevada (AP)

Las Vegas

Los cinco aspirantes presidenciales por el Partido Republicano disputan hoy el caucus de Nevada, que el empresario Donald Trump espera ganar para consolidar su liderazgo de cara a las elecciones estadunidenses de noviembre. El proceso comenzó a las 17:00 hora local (01:00 hora GMT del miércoles) y culminará a las 21:00 horas (05:00 hora GMT).

Los caucus, que se desarrollan en escuelas y centros comunitarios o de oración, funcionan a través de la participación abierta para que los votantes manifiesten su apoyo a los candidatos con la mano levantada.

El duelo constituye el primer capítulo de la contienda republicana en el oeste de Estados Unidos y en un estado donde casi el 28% de sus tres millones de habitantes es de origen hispano.

Al mismo tiempo, esta región es una de las más particulares del país, ya que el gobierno local está dominado por los republicanos pero la mayoría de electores registrados son demócratas.

Trump -cuyo nombre bautiza un fastuoso hotel en Las Vegas- pretende conseguir su tercera victoria consecutiva en la interna republicana, después de imponerse con claridad en New Hampshire y Carolina del Sur.

Hasta ahora solo ha perdido el caucus de Iowa, ganado por sorpresa por el senador ultraconservador Ted Cruz. Pero el polémico multimillonario afronta esta nueva jornada electoral con los sondeos a su favor.

Un estudio realizado por CNN sugiere que podría imponerse con hasta un 45% de los votos a Ted Cruz y el senador Marco Rubio, quienes obtendrían alrededor del 20% cada uno. Los otros dos contrincantes son el gobernador de Ohio, John Kasich, y el médico retirado Ben Carson. La campaña republicana comenzó con 17 aspirantes conservadores.

El profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Nevada Erick Herzink dijo al diario USA Today que "Trump tendrá posiblemente el 35% de los votos, y eso será suficiente para ganar". Pero "las encuestas en Nevada han sido muy inexactas en los últimos años", explicó a la AFP Dan Lee, docente en el mismo centro.

"En 2008, los sondeos proyectaban que Nevada apoyaría a (John) McCain, pero (Mitt) Romney consiguió casi el 50% de los votos", recordó. El caucus también permitirá saber quién se queda con los votantes que apoyaban al ex gobernador de Florida Jeb Bush, que abandonó la carrera presidencial el sábado tras su derrota en Carolina del Sur.

Trump no tiene dudas de que él será el gran beneficiado. "@FoxNews acaba de informar que mucha gente que apoyaba a @JebBush ahora me apoya. Sabía que pasaría esto, pero los expertos no!", celebró en su cuenta de Twitter.

Si el empresario gana, también será interesante descubrir quién queda en segunda posición, ya que se convertiría con toda probabilidad en el aspirante más capaz de amenazar el liderato de Trump.

En el último duelo republicano, en Carolina del Sur, Cruz terminó en tercer lugar, pero el lunes recordó haber sido el único capaz de derrotar a Trump y, en consecuencia, en el único que puede volver a hacerlo.

Evitar tropiezos

Los demócratas ya pasaron por Nevada el pasado sábado. Hillary Clinton, que hoy se encontraba en Los Ángeles recaudando fondos, consiguió ganar al senador Bernie Sanders y reinyectar nueva energía en su campaña, que parecía patinar.

Una semana antes del duelo de Nevada, Clinton tenía casi 20 puntos de ventaja sobre Sanders pero las urnas arrojaron un resultado mucho más apretado, en un escenario que en el voto hispano estuvo lejos de alinearse detrás de la exsecretaria de Estado, y en cambio pareció inclinarse hacia el veterano senador.

La victoria de Clinton en Nevada y la de Trump en Carolina del Sur dieron un impulso importante a ambos de cara a un capítulo crucial de esta campaña: el llamado "Súper Martes", cuando los electores de una decena de estados irán a las urnas.

En esta coyuntura de la campaña, cuando cualquier tropiezo puede provocar un desplome, los aspirantes se ven forzados a no dejar cabos sueltos. Por ello, el lunes Cruz pidió públicamente la renuncia de su vocero y jefe de comunicaciones, Rick Tyler, por un video sobre Rubio supuestamente haciendo comentarios negativos de la Biblia.

Cruz es la opción principal de los sectores más a la derecha del Partido Republicano y su base de apoyo está en los electores ultra religiosos, pero el video sobre Rubio era claramente una distorsión y de esa forma el aspirante presidencial no tuvo otra salida que deshacerse de su jefe de comunicaciones.