Trump pide boicot contra Apple por desafiar al FBI

El aspirante republicano a la presidencia reprueba la negativa de la empresa de acatar la orden judicial para desbloquear el celular de un terrorista.
“Solo usaré Samsung”, declaró ayer el magnate inmobiliario.
“Solo usaré Samsung”, declaró ayer el magnate inmobiliario. (Randall Hill/Reuters)

Washington

El precandidato presidencial republicano Donald Trump pidió ayer el boicot a los productos de Apple hasta que la empresa tecnológica cumpla la orden del FBI de ayudar a desbloquear un teléfono iPhone en un caso de terrorismo.

Trump se refirió al estira y afloja que mantiene Apple con el Buró Federal de Investigación (FBI), que exige a la compañía desbloquear el teléfono usado por uno de los autores del atentado del pasado 2 de diciembre en San Bernardino (California), que dejó 14 muertos.

“Lo que creo que deberían hacer es boicotear a Apple hasta el momento en que aporte el número de seguridad” del teléfono, afirmó el magnate inmobiliario en un mitin en el estado de Carolina del Sur, que hoy celebra elecciones primarias republicanas.

Después, Trump escribió en su cuenta de Twitter: “Boicoteen todos los productos de Apple hasta que Apple dé la información del celular a las autoridades en relación con la pareja de terroristas radicales islámicos de California”.

“Espero que otros lo imiten. Nuestro país necesita y debería demandar seguridad. Es hora de ser duro e inteligente”, subrayó el aspirante a la candidatura republicana a la Casa Blanca en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre próximo.

“Yo utilizo iPhone y Samsung. Si Apple no le da a las autoridades información sobre los terroristas, solo usaré Samsung hasta que aporte la información”, agregó el multimillonario, que lidera las encuestas de intención de voto para la nominación republicana.

Trump hizo su petición justo el día en que el Departamento de Justicia de EU presentó una moción para obligar a Apple a cumplir con la exigencia del FBI.

“La orden no requiere, como lo afirma una declaración pública de Apple, que Apple cree o provea una ‘puerta secreta’ para cada iPhone”, dice el documento presentado por el gobierno ante un tribunal federal.

La nueva presentación afirma que en su declaración pública Apple basa su defensa en “preocupaciones de marketing” y que a la compañía no se le ha pedido que entregue algún software sensible que pueda ser usado por hackers. Una audiencia para este caso quedó fijada para el 22 de marzo.

Una jueza ordenó este martes a Apple ayudar al FBI a desbloquear y acceder al teléfono usado por Syed Rizwan Farook, que murió por disparos de la policía junto con su esposa, Tashfeen Malik, después de que ambos atacasen a sus compañeros de trabajo en San Bernardino.

Farook, de nacionalidad estadunidense, y su esposa, de nacionalidad paquistaní, eran presuntos seguidores del grupo yihadista Estado Islámico (EI), y su iPhone fue hallado en el vehículo en el que huían de la policía cuando fueron abatidos.

El consejero delegado de Apple, Tim Cook, afirmó el miércoles, en una carta enviada a los clientes de la empresa, que la decisión de la jueza representa “un paso sin precedentes” que “amenaza” la seguridad de los clientes de la compañía.

“Nos oponemos a esa orden, que tiene implicaciones más allá del caso legal en cuestión”, subrayó Cook, cuya compañía tiene hasta el 26 de febrero para responder formalmente a la magistrada.

El teléfono es propiedad del Departamento de Salud del Condado de San Bernardino, donde trabajaba Farook. Dicha dependencia ha acordado permitir a los investigadores revisar el dispositivo móvil.

Se espera que el gigante tecnológico, con sede en la localidad californiana de Cupertino, aduzca en su respuesta formal a los tribunales que la solicitud del Departamento de Justicia va más allá de las facultades legales del gobierno.