Tropas rusas colocan minas en base militar en Crimea, según Armada ucraniana

Según informan medios ucranianos, la unidad militar se encuentra situada en el centro de la ciudad de Feodosia, cerca de edificios de viviendas.

Kiev

Tropas rusas están colocando hoy minas anticarro en el perímetro de una unidad de infantería de marina ucraniana en Crimea, denunció la Armada ucraniana en un comunicado.

"Hoy, 16 de marzo, fuerzas rusas han colocado en Feodosia varias decenas de minas anticarro a lo largo del perímetro de la base del primer batallón de infantes de marina de la Fuerza Naval ucraniana. Actualmente, el proceso de minado continúa", señaló la institución en su página de Facebook.

Según informan medios ucranianos, la unidad militar se encuentra situada en el centro de la ciudad de Feodosia, cerca de edificios de viviendas.

Esta base lleva ya cerca de dos semanas bloqueada por militares rusos con vehículos militares y miembros de las llamadas "autodefensas rusas" de la rebelde autonomía de Crimea.

Las autoridades de Ucrania denuncian que ya hay más de 20.000 soldados rusos en el territorio de Crimea, donde hoy se celebra un referéndum para la unificación con Rusia.

Por otra parte, la Fiscalía de la región de Jerson (sur de Ucrania, fronteriza con Crimea) anunció hoy que ha abierto un caso penal por la toma de una instalación de distribución de gas en esa zona por parte de fuerzas militares "sin distintivos" pero supuestamente rusas.

Ucrania denunció ayer que tropas rusas lanzaron una incursión en la región de Jerson y exigió la retirada inmediata del territorio ucraniano.

"Ucrania se reserva el derecho de tomar todas las medidas necesarias para repeler esta agresión de parte de Rusia", señaló un comunicado del Ministerio de Exteriores ucraniano.

Kiev aseguró que desde helicópteros desembarcaron unos 40 infantes de Marina de las fuerzas armadas rusas, a los que se sumaron después 3 blindados y otros 6 helicópteros, de los que desembarcaron 60 militares.

Los portavoces de las fuerzas rusas anunciaron a los guardias ucranianos que su objetivo era defender una instalación de distribución de gas de posibles actos terroristas.