Triunfo de Netanyahu no "afectará" negociaciones con Irán: EU

El Departamento de Estado estadunidense rechazó que la victoria electoral del primer ministro israelí afecte las negociaciones sobre el plan nuclear iraní, y la Casa Blanca reafirmó su apoyo al ...
Netanyahu (d) y su mujer Sara acudieron hoy a rezar al Muro de las Lamentaciones, en la Ciudad Vieja de Jerusalén
Netanyahu (d) y su mujer Sara acudieron hoy a rezar al Muro de las Lamentaciones, en la Ciudad Vieja de Jerusalén (AFP)

Washington

El triunfo del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, no afectará las negociaciones en marcha sobre el polémico programa nuclear de Irán, afirmó hoy el Departamento de Estado estadunidense.

"No creemos que su triunfo haya afectado las negociaciones (con Irán), o las vaya a afectar" en el futuro, dijo la portavoz del departamento de Estado, Jennifer Psaki, sobre el líder israelí, que se opone a todo acuerdo con Teherán.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, viajó a Lausana, Suiza, para conversar esta semana con su homólogo iraní, Javad Zarif, con el propósito de llegar a un acuerdo definitivo sobre el controvertido programa nuclear de Irán antes del plazo establecido del 31 de marzo.

Psaki reiteró que las conversaciones habían sido "difíciles pero constructivas", y reconoció que en lo que concierne a los complejos aspectos técnicos, las negociaciones han sido "profesionales y fructíferas en términos de identificar los temas técnicos, aclararlos y profundizarlos".

Zarif minimizó las posibilidades de llegar a un acuerdo final esta semana, alegando que era poco probable que se sumaran otros ministros de Relaciones Exteriores de las potencias mundiales involucradas en las negociaciones.

Apoyo a dos Estados

Asimismo, la Casa Blanca reafirmó hoy su apoyo a una solución de dos Estados, frente a lo afirmado en la campaña por Netanyahu, quien enterró hace pocos días la idea de un Estado palestino. "El presidente sigue pensando que una solución de dos Estados es la mejor manera de responder a las tensiones", declaró su portavoz, Josh Earnst.

El presidente Barack Obama no llamó aún a Netanyahu, pero lo hará "en los próximos días", afirmó Earnest, quien precisó que el secretario de Estado, John Kerry, sí había felicitado al primer ministro israelí. El portavoz explicó que durante las dos elecciones israelíes precedentes, Obama recién llamó al primer ministro Netanyahu después de formarse gobierno.

Las relaciones entre Obama y Netanyahu, notoriamente tensas, se agravaron más con el viaje a Washington del primer ministro israelí por invitación de los republicanos del Congreso, donde pronunció un discurso en el que atacó con virulencia las negociaciones sobre el programa nuclear iraní.

El Ejecutivo estadunidense expresó, por otro lado, su preocupación por algunos discursos de la reciente campaña electoral israelí" que dividen", en clara referencia a las palabras de Netanyahu y su partido sobre el voto de los árabes.

El día de la votación, el primer ministro israelí colgó un video alarmista en su página de Facebook: "El poder de la derecha está en peligro. Los electores árabes van en masa a las oficinas de votación", señaló.

"Estados Unidos está muy preocupado por los discursos que dividen y buscan marginar a los ciudadanos árabes israelíes", destacó el portavoz de Obama. "Esto debilita los valores y los ideales democráticos, que son una parte importante de lo que une a Estados Unidos e Israel", agregó.