Tribunal rechaza la nulidad de las elecciones en Tailandia

La Corte no ha encontrado motivos suficientes para anular los sufragios celebrados el pasado 2 de febrero.

Bangkok

El Tribunal Constitucional de Tailandia rechazó hoy la petición para anular las pasadas elecciones generales formulada por la principal formación opositora, el Partido Demócrata, que boicoteó los comicios.

La Corte no ha encontrado motivos suficientes para anular los sufragios celebrados el pasado 2 de febrero, indicó el alto tribunal en un comunicado.

La votación, que no pudo completarse por el cierre de varios colegios electorales debido a la presión de grupos antigubernamentales, se celebrará a finales de abril en las circunscripciones donde fue boicoteada.

El Partido Demócrata argumentó, precisamente, que las elecciones debían declararse nulas porque no pudieron realizarse en un único día en todo el país.

La Comisión Electoral fijó para el 27 de abril la votación en las 10.284 mesas electorales en las que tuvo que suspenderse la votación (un 11 por ciento del total) y para el día 20 la repetición del voto anticipado, que tampoco pudo completarse el 26 de enero.

El Gobierno interino deberá emitir un nuevo decreto real para convocar los comicios en las 28 circunscripciones donde no se votó porque los manifestantes habían impedido el registro de candidatos.

Estas circunscripciones se encuentran en nueve provincias del sur del país, feudo electoral del opositor Partido Demócrata.

La mayoría de colegios que tuvieron que cancelar la votación durante la jornada electoral también se encuentran en provincias del sur y en cinco distritos de Bangkok, mientras que en el centro y norte del país los electores acudieron a las urnas con normalidad.

La nueva convocatoria no garantiza que se puedan completar unas elecciones que los manifestantes antigubernamentales rechazan, al exigir que antes se forme un consejo no electo que reforme el sistema político que consideran corrupto.

El Gobierno de la primera ministra, Yingluck Shinawatra, convocó elecciones anticipadas para intentar poner fin a las protestas, que desde noviembre han causado 11 muertos y más de 600 heridos.