Tribunal Supremo de la India reconoce el “tercer género”

"Los transexuales son también ciudadanos de este país. Es el derecho de cada ser humano elegir su género", dijeron los jueces K. S. Radhakrishnan y A. K. Sikri en la sentencia.

Nueva Delhi

El Tribunal Supremo de la India dictaminó hoy que los transexuales son un "tercer género" y ordenó al Gobierno que los trate como tal en los documentos oficiales, de acuerdo con fuentes judiciales citadas por los medios locales.

"Los transexuales son también ciudadanos de este país. Es el derecho de cada ser humano elegir su género", dijeron los jueces K. S. Radhakrishnan y A. K. Sikri en la sentencia.

El máximo organismo judicial indio también pidió al Ejecutivo que considere a los transexuales como un grupo "social y económicamente subdesarrollado" y que reserve trabajo público y plazas en centros educativos para ellos.

"El espíritu de la Constitución es proporcionar oportunidades iguales a cada ciudadano para que crezca y alcance su potencial sin importar su casta, religión o género", se explica en la sentencia.

Hasta ahora los transexuales debían marcar la casilla "hombre" o "mujer" en los documentos oficiales, pero tras la sentencia del Supremo el Gobierno deberá emitir pasaportes y licencias de conducir que incluyan el nuevo género.

Además, a partir de ahora se incorporan al sistema de "discriminación positiva" indio que desde 1950 reserva puestos de trabajo público y en universidades para los miembros de castas bajas.

En la India, los transexuales se enfrentan a una gran discriminación y muchas veces no tienen más remedio que dedicarse a la prostitución, tras ser rechazadas por sus familias y la sociedad.

Ello a pesar de que en el país existe la tradición de las "hijras", transexuales o travestidos que forman parte de una comunidad con un gurú y bendicen recién nacidos y matrimonios, en ocasiones con amenazas.

La sentencia llega después de que el Supremo declaró ilegales las relaciones homosexuales el pasado 11 de diciembre, cuatro años después de que el Tribunal Superior de Nueva Delhi las legalizase.