Tres muertos en enfrentamientos étnicos en Argelia

Suníes y mozabitas (bereberes ibadíes) se enfrentaron con objetos metálicos en la ciudad de Gardaia, en el sur del país magrebí.

Argel

Al menos tres argelinos murieron hoy como consecuencias de las heridas sufridas en unos enfrentamientos ocurridos esta tarde entre miembros de las comunidades árabe suní y mozabita (bereberes ibadíes), en la ciudad meridional de Gardaia, informó la agencia estatal APS. Según la agencia, que cita fuentes médicas, los fallecidos tienen entre treinta y cuarenta años y murieron como consecuencia de los golpes recibidos por objetos metálicos.

Dos fallecieron en el lugar de los choques, cerca del barrio de Hach Mesaud, y el tercero perdió la vida después de ser ingresado en el hospital Trichin de Gardaia, ciudad situada a 600 kilómetros al sur de Argel. La fuente agregó que otra persona se encuentra ingresada en "estado crítico". Ayer, otras setenta personas resultaron heridas, ocho de ellas de gravedad, y 52 locales comerciales fueron incendiados en un nuevo estallido de violencia entre jóvenes árabes suníes y bereberes ibadíes.

Este nuevo estallido de violencia comenzó la noche del miércoles y continúa hasta hoy. Los enfrentamientos se han reproducido a pesar de la intervención de fuerzas antidisturbios, apoyadas por unidades de la Gendarmería, que desplegaron un "importante" dispositivo de seguridad, según la agencia, en los barrios más conflictivos de la región. Ayer, todos los comercios cerraron sus puertas por miedo a más saqueos y agresiones.

La violencia en esta localidad del sur entre las comunidades árabe (musulmana suní) y los mozabitas, beréberes que profesan el islam ibadí, estalló con virulencia el pasado diciembre. Desde entonces la ciudad ha sido escenario de periódicos enfrentamientos entre ambas etnias a pesar de los esfuerzos mediadores del gobierno y del despliegue de numerosas fuerzas de seguridad.