Tregua en Siria será una "prueba" para Rusia, dice EU

El Pentágono no especificó en que consistiría la respuesta estadunidense a una violación de la tregua, pero afirmó que un incumplimiento del acuerdo influiría en sus decisiones militares.
Un recluta rebelde toma parte en una práctica de tiro en un campamento en el área controlada por los insurgentes en Alepo
Un recluta rebelde toma parte en una práctica de tiro en un campamento en el área controlada por los insurgentes en Alepo (AFP)

Washington

Estados Unidos responderá "como sea necesario" a eventuales violaciones del acuerdo de cese de hostilidades en Siria, al tiempo que advirtió que la tregua constituye una "prueba" para Rusia.

El secretario de prensa del Pentágono, Peter Cook, no especificó la naturaleza de la respuesta estadunidense a una violación de la tregua, pero dijo que cualquier incumplimiento del acuerdo pactado en Múnich sería tomado en cuenta en las decisiones militares de Estados Unidos.

"Estaremos atentos a quienes lo cumplen y quienes no, y estaremos en capacidad de decir claramente, y de responder como sea necesario, si hay violaciones al cese de hostilidades", declaró Cook en una rueda de prensa.

Estados Unidos lanza esta advertencia tras los ataques aéreos el lunes contra hospitales en la zona de Alepo que causaron 50 muertos según la ONU, que los calificó de "descaradas violaciones al derecho internacional."

Ni la ONU ni Estados Unidos han acusado directamente a Moscú de los ataques - que los "desmiente categóricamente"- pero el Departamento de Estado estadounidense dijo el lunes que los ataques despertaban dudas sobre la disposición y la capacidad de Rusia de cesar los combates. Bombardeos rusos han apoyado la ofensiva del régimen sirio en Alepo, y Moscú es el principal aliado del presidente sirio Bashar al Asad.

"Esto es una prueba para los rusos", dijo Cook, y describió el acuerdo internacional alcanzado el viernes en Múnich como "un nuevo límite, una nueva línea, si se quiere, a ser respetada por Rusia y otros. Nosotros también lo hemos firmado."

El acuerdo que prevé una tregua y el acceso de ayuda humanitaria a los civiles en ciudades asediadas en Siria, supuestamente tendría que ser implementado en el correr de una semana. Sin embargo, el Departamento de Estado insinuó que no se podría cumplir el plazo.

"No puedo decir categóricamente que en una semana después del pasado jueves tiene que haber un cese de hostilidades, pero desde luego esperaremos que haya avances", explicó el portavoz Mark Toner.

"No estoy intentando excusar la demora de ninguna manera (...) Pienso que vamos a tener que continuar buscando el cese de hostilidades de manera denodadamente. Pero también debemos reconocer que necesitamos, que las partes involucradas necesitan un poco de espacio para al menos hacer el esfuerzo", justificó.