Trabajadores públicos defienden sus salarios en Costa Rica

Miles de funcionarios salieron a las calles de San José para rechazar lo que llaman "campaña de odio" de sectores políticos y de la prensa contra sus derechos salariales.
Cerca de doce mil funcionarios públicos protestaron en las calles de San José con carteles con frases como "Son derechos, no privilegios"
Cerca de doce mil funcionarios públicos protestaron en las calles de San José con carteles con frases como "Son derechos, no privilegios" (EFE)

San José

Miles de trabajadores públicos tomaron este lunes las calles de San José de Costa Rica para rechazar lo que califican de "campaña de odio" de sectores políticos y la prensa contra sus derechos salariales.

Una nutrida columna de manifestantes ocupó durante varias horas la Avenida Segunda, una de las más importantes vías de la capital costarricense, en una marcha desde el sector oeste hasta la sede del Congreso, por el centro de la ciudad.

La actividad fue convocada por los sindicatos del estatal Instituto Costarricense de Electricidad, ICE (energía y telecomunicaciones), y respaldada por empleados universitarios, el magisterio y el bloque sindical Patria Justa, que agrupa a diferentes sectores.

"Salimos a la calle porque hay una fuerte indignación ante la agresiva campaña mediática en contra de miles de personas trabajadoras del sector público que laboran honestamente", afirmó el coordinador de Patria Justa, Albino Vargas.

Recientemente, el diputado Otto Guevara, del Movimiento Libertario (derecha) aseguró que los salarios de trabajadores públicos son desproporcionados con respecto a los empleados del sector privado, y aseguró que gozan de "privilegios" que ocasionan el elevado déficit fiscal del país, cercano al 6% del Producto Interno Bruto (PIB).

Un diario nacional se hizo eco de la denuncia y publicó listas de salarios de sumas muy elevadas de trabajadores del ICE y de la Universidad de Costa Rica. No obstante, ambas instituciones aseguraron que las cifras no eran correctas porque se basaban en planillas de meses en los que se hicieron pagos rectroactivos, entre otros errores.

Guevara y otros diputados de derecha impulsan cambios legales que limiten el pago a los trabajadores del Estado de los llamados "pluses" salariales, como las anualidades y la dedicación exclusiva.

"El déficit en el presupuesto público no es culpa de los salarios, sino de la evasión de impuestos, las exenciones, las pensiones de lujo y otras irregularidades de las que son responsables los grandes empresarios y sus políticos", rechazó Vargas.

La dirigencia sindical advirtió que ésta es la primera de una serie de demostraciones de fuerza con las que pretenden contrarrestar los intentos por afectar sus derechos adquiridos.