Tornados destruyen poblado de Nebraska, EU

El jefe de policía del condado de Stanton, Mike Unger, dijo que el 75 % del poblado de Pilger quedó destruido por los tornados, que dejaron un saldo de un niño de cinco años muerto y 19 heridos.
El jefe de policía del condado de Stanton, Mike Unger, dijo que el 75 % del poblado de Pilger quedó destruido por los tornados, que dejaron un saldo de un niño de cinco años muerto y 19 heridos.
El jefe de policía del condado de Stanton, Mike Unger, dijo que el 75 % del poblado de Pilger quedó destruido por los tornados, que dejaron un saldo de un niño de cinco años muerto y 19 heridos. (AP)

Nebraska, EU

Un niño de cinco años murió y por lo menos 19 personas resultaron heridas por los intensos tornados que devastaron un pequeño pueblo de Nebraska.

Todos los residentes de Pilger —unas 350 personas— evacuaron el pueblo y se fueron a refugios de pueblos cercanos tras los intensos tornados que azotaron el lugar el lunes por la tarde. La Patrulla Estatal de Nebraska cerró todos los caminos al pueblo.

"Más de la mitad del pueblo ha desaparecido completamente", afirmó el comisionado del condado de Stanton, Jerry Weatherholt. "La cooperativa y los silos han desaparecido y parece como si todas las casas del pueblo estuviesen averiadas. Es un desastre".

Cuadrillas de emergencia y residentes pasaron la noche buscando entre las casas y comercios demolidos en el pueblo a unos 130 kilómetros al noroeste de Omaha.

Las víctimas fueron trasladadas a tres hospitales regionales, y al menos una de ellas murió de heridas no especificadas, según fuentes hospitalarias.

El jefe de policía de Stanton, Mike Unger, estimó que entre el 50 y el 75% de Pilger está muy dañado o destruido por la tormenta. Es probable que la escuela local no pueda repararse, señaló.

"Es devastación total", dijo Unger.

Cinco personas tuvieron que ser rescatadas de una residencia rural al noroeste de Stanton, donde golpeó la tormenta justo antes de avanzar hacia Pilger.

El gobernador de Nebraska, Dave Heineman, declaró estado de emergencia y la Guardia Nacional se estaba preparando para asistir a los servicios locales de emergencia y ayudar con la limpieza. Estaba previsto que el personal de la Agencia de Gestión de Emergencias de Nebraska llegara al pueblo el martes por la mañana.

La tormenta fue parte de un sistema climático que comenzó el lunes por la tarde. Se anticipaban más tormentas el martes en un área que iba desde el este de Montana hasta Nueva York. El Centro de Pronóstico de Tormentas en Norman, Oklahoma, dijo que podían desatarse vientos poderosos, granizo de gran tamaño y algunos tornados, particularmente en Iowa, Wisconsin y el norte de Illinois.

La oficina de policía de Stanton dijo que un niño de cinco años murió pero no lo identificó ni dio otros detalles. Por lo menos 19 personas fueron hospitalizadas.