Tormenta en NY fue menos destructiva de lo previsto

La prohibición para circular en auto fue levantada, mientras que el servicio en el metro y en el aeropuerto se restablecerá paulatinamente.
Una mujer se toma una foto junto a la obra del artista suizo Peter Regli.
Una mujer se toma una foto junto a la obra del artista suizo Peter Regli. (EFE)

Nueva York, EU

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, afirmó que la tormenta de nieve que se registró en el nordeste de Estados Unidos en las últimas horas fue "menos destructora" de lo que se había previsto y anunció una serie de medidas para volver a la normalidad.

"Prefiero estar en la situación de que 'tuvimos suerte' que en otra en la que digamos que 'no tuvimos suerte y la gente muere'", afirmó Cuomo en una rueda de prensa para hacer un balance de la situación cuando el temporal ya estaba remitiendo.

Aunque para la ciudad de Nueva York, la más poblada de Estados Unidos, se esperaba que la nevada alcanzara al menos medio metro, los indicadores de zonas como Central Park registraban un nivel de nieve de dieciséis centímetros esta mañana.

Cuomo confirmó que la prohibición de circular con vehículos que no fueran de emergencia quedó levantada para la ciudad de Nueva York y otros condados vecinos desde las 7:30 hora local (12:30 GMT).

Estas restricciones habían sido impuestas para una docena de condados, incluido el de la ciudad de Nueva York, con vigencia desde las 23.00 hora local del lunes (04.00 GMT del martes), con el fin de que los equipos emergencia pudieran trabajar sin problemas.

"Gracias a que estaban libres las calles, los equipos quitanieves pudieron trabajar, y así el sistema podrá volver a la normalidad con más rapidez", dijo el gobernador.

Cuomo anunció que el estado instalará próximamente un sistema meteorológico exclusivo para Nueva York, que será "el más sofisticado del país".

También señaló que el metro de la ciudad de Nueva York, el sistema de transporte público que utilizan a diario unos seis millones de personas, volverá gradualmente a la normalidad en las próximas horas.

El metro, que estaba cerrado desde antes de la medianoche última, comenzará a operar a partir de las 9:00 hora local (14:00 GMT) y hacia mediodía habrá llegado a un ritmo de funcionamiento próximo al de un horario dominical, cerca del 60 por ciento.

También irán volviendo progresivamente a la normalidad los aeropuertos de JFK y LaGuardia, los más importantes del estado. Entre el lunes y hoy las compañías aéreas han cancelado más de seis mil vuelos, según cálculos de los medios de comunicación.

Las restricciones de circulación se mantienen en el condado Suffolk, en Long Island, una isla frente al Atlántico donde se ha registrado el mayor impacto por el temporal, con una nevada de medio metro de altura.

Cuomo pidió a la población que circule con cuidado en los condados autorizados. "Los caminos siguen siendo peligrosos", añadió.