Tormenta de nieve dificulta rescate de rompehielos en la Antártida

El barco australiano Aurora Australis rompió sus amarras el pasado miércoles por la mañana y quedó varado en el continente blanco con 68 personas a bordo, al acudir al abastecimiento de la base ...
El rompehielos de bandera australiana Aurora Australis, cerca de la estación científica Mawson en Antártida
El rompehielos de bandera australiana Aurora Australis, cerca de la estación científica Mawson en Antártida (AFP)

Sídney

Una violenta tormenta de nieve complicaba el jueves el intento de rescate del rompehielos australiano Aurora Australis, que rompió sus amarras y quedó varado en la Antártida con 68 personas a bordo.

El incidente tuvo lugar el miércoles por la mañana hacia las 09:15 horas de Sídney (22:15 hora GMT del martes), cuando la imponente embarcación roja efectuaba una misión de abastecimiento de la base australiana Mawson, azotada por vientos superiores a 130 km/h.

"En total, 68 miembros de la expedición y de la tripulación están a bordo, todos sanos y salvos", indicó en un comunicado la División Antártica Australiana (AAD). "La tormenta de nieve complica la evaluación de los desperfectos y la tripulación inspecciona de cerca el caso desde el interior", añadió.

El Aurora Australis quedó varado en West Arm, en Horseshoe Harbour, en la Bahía de Holmes. La tripulación reparó una brecha "situada en una zona del barco que no presenta ningún riesgo para la estabilidad del navío y no hay tampoco ningún riesgo de pérdida de combustible", agregó la AAD.

"Los intentos para reflotar el navío tendrán lugar cuando se calmen las condiciones meteorológicas. La tripulación necesitará al menos tres días para efectuar la evaluación completa del barco cuando sea reflotado", agregó la fuente.

La AAD precisó que el viento no debe soplar por encima de los 55 km/h para poder trasladar el barco hacia el continente blanco. La tormenta debería calmarse en la noche del jueves.

Australia cuenta con tres bases permanentes en la Antártida -Mawson, Davis y Casey-, así como una estación en la isla de Macquarie, que el Aurora Australisabastece habitualmente.

El rompehielos, propiedad de la compañía P&O Maritime Services, había zarpado de Hobart, Tasmania, el 11 de enero para llevar una misión científica a la zona de la meseta de Kerguelen.

El sábado pasado, tras el fin de la misión, había llegado a Mawson, de donde debía dirigirse a la base de Davis para recuperar a una treintena de personas y luego navegar rumbo a Australia, adonde debía llegar entre el 15 y el 23 de marzo.

El Aurora Australis no podrá cumplir con esa misión, por lo cual la AAD podría aceptar la ayuda del USAP (Programa de Estados Unidos para la Antártida), que le propuso enviar un avión LC130 para recuperar a las personas de la base de Davis.

El director de la AAD dijo también que se estudiaba la posibilidad de recurrir al navío chino Xiao Long, que se encuentra a pocos días de Mawson. Hace dos años, el Aurora Australis había participado en una espectacular operación de rescate en el Antártico Sur, junto al rompehielos chino Xue Long, para asistir al navío ruso MV Akademik Chokalskii, bloqueado en el casquete polar.

El Aurora Australis, que navega en las aguas australes desde 1989, debe ser remplazado en 2019 por un navío más rápido, resistente y grande.