“Tomar una decision”, piden a gobierno iraní

El 31 de marzo vence el plazo para llegar a un acuerdo político sobre el tema; el objetivo es que la nación árabe no desarrolle una bomba atómica.
John Kerry (izq.) y los cancilleres de Reino Unido, Philip Hammond, y Francia, Laurent Fabius, ayer en Londres.
John Kerry (izq.) y los cancilleres de Reino Unido, Philip Hammond, y Francia, Laurent Fabius, ayer en Londres. (Especial)

Londres

Irán deberá tomar "decisiones difíciles" en las negociaciones sobre su programa nuclear, advirtieron ayer las potencias occidentales, que prometieron permanecer unidas para lograr sus propósitos.

"Estamos de acuerdo en que se han logrado progresos sustanciales sobre puntos clave, pero aún quedan cuestiones importantes sobre las cuales no ha sido posible un acuerdo", declaró el canciller británico, Philip Hammond, al leer un comunicado redactado junto con sus contrapartes de Estados Unidos, Francia, Alemania y la Unión Europea (UE), tras reunirse en Londres.

"Llegó el momento, para Irán en particular, de tomar decisiones difíciles", advirtieron. "Vamos a continuar trabajando de forma unida para obtener un resultado coronado con el éxito", explicaron en el comunicado.

El secretario de Estado de EU, John Kerry, había elogiado poco antes esa unidad de criterio "para hacer que el programa de Irán sea pacífico".

La reunión de cancilleres se llevó a cabo tras una semana de negociaciones en Lausana (Suiza), que se cerró una vez más sin éxito. A lo largo de esos días se reprodujeron los rumores de tensiones en el seno del grupo 5+1 (EU, Rusia, China, Francia y Reino Unido, más Alemania), en el que París es considerado como el más intransigente ante Teherán.

El presidente de Irán, Hasan Rohani, afirmó ayer que "no hay nada que no pueda resolverse" y aseguró que es "posible" un acuerdo con las grandes potencias sobre su programa nuclear.

Kerry pasó cinco días en un lujoso hotel de Lausana con su par iraní, Mohamad Javad Zarif, y ayer se reunió brevemente en un salón del aeropuerto de Heathrow, de Londres, con los cancilleres Laurent Fabius, de Francia; Frank-Walter Steinmeier, de Alemania, además del británico Hammond y de la encargada de relaciones exteriores de la UE, Federica Mogherini.

A falta de un convenio en Lausana, los ministros deben preparar la continuación de las negociaciones para llegar a un acuerdo político antes de la fecha límite fijada para el 31 de marzo.

Las grandes potencias del 5+1 reanudarán el próximo miércoles las negociaciones con Teherán.

"En esta serie de negociaciones [en Lausana] había diferencias sobre algunas cuestiones [pero] emergieron puntos comunes que pueden ser la base con miras a un acuerdo final", declaró Rohani. Sin embargo, reconoció, "persisten desacuerdos sobre algunos puntos.

"Cuando las dos partes quieren concluir un acuerdo, esto significa que deben aceptar una presión suplementaria porque los últimos pasos son siempre difíciles", agregó.

Un acuerdo de principio garantizaría que Irán nunca tenga la bomba atómica, a cambio del levantamiento de las sanciones.

El presidente estadunidense, Barack Obama, y su par francés, François Hollande, destacaron el viernes su determinación para llegar a un acuerdo sobre el programa nuclear iraní que satisfaga de manera "plena" y "verificable" las preocupaciones de la comunidad internacional.