Todavía no me lo creo: Jean Tirole, Nobel de Economía

El francés Jean Tirole, profesor de la Escuela de Economía de Toulouse, dijo estar sorprendido por recibir el galardón. "Estoy muy emocionado", dijo.
El premio Nobel de Economía 2014, Jean Tirole.
El premio Nobel de Economía 2014, Jean Tirole. (AFP)

El francés Jean Tirole, premio Nobel de Economía 2014, afirmó hoy estar sorprendido por recibir el galardón de la Academia sueca, pese a que durante años fue uno de los favoritos, y dijo que todavía no se cree haberlo ganado.

"Estoy muy emocionado, todavía no he puesto el pie en el suelo desde que me han llamado de Estocolmo. Es algo extraordinario lo que me está pasando, no ocurre todos los días, uno no está preparado para esto", aseguró Tirole en Toulouse, sur de Francia, donde es profesor universitario y preside la Fundación Jean-Jacques Laffont.

Rodeado de colegas y de alumnos de la Escuela de Economía de Toulouse, Tirole tuvo palabras de agradecimiento para sus compañeros y aseguró que el Nobel es "la recompensa a un trabajo colectivo".

¿Quién es Jean Tirole?

Nacido el 9 de agosto de 1953 en Troyes, noreste de Francia, de padre médico y madre profesora, Tirole, que obtuvo el título de ingeniero y un diploma de Estudios Profundizados en Matemáticas a los 23 años, vio en la economía una disciplina atractiva, que le fascinó como vínculo entre las matemáticas y las ciencias sociales.

"Poder enfrentarse a problemas teóricos exigentes, y por lo tanto intelectualmente apasionantes, y contribuir al mismo tiempo a la toma de decisiones es muy atractivo", afirmaba quien en 1981 se doctoró en Economía en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

Ese centro, en el que firmó la tesis "Ensayos en teoría económica", cuenta con un total de 80 premios Nobel entre sus alumnos y profesores, incluido Paul Krugman, de quien la Real Academia de las Ciencias sueca reconoció en 2008 sus estudios de los patrones de comercio y de la localización de la actividad económica.

Tirole es el tercer francés que logra el reconocimiento, tras Gérard Debreu (1983) y Maurice Allais (1988), y aunque su libro "The Theory of Industrial Organization" está considerado la obra de referencia sobre la organización industrial y la competencia, destaca por su extrema discreción y su escasa exposición mediática.

Autor de más de 160 publicaciones científicas en grandes revistas internacionales, de una decena de libros y de más de medio centenar de discursos, el francés considera que ha tenido la suerte de "estar en el momento y en el lugar adecuados".

Su carrera, según indicó al recibir en 2008 el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento, empezó en un momento en que "dos interesantes teorías matemáticas pasaron a primer plano: la Teoría de Juegos y la Teoría de la Información", de las que se ha convertido en uno de los mayores expertos en su aplicación.

Ambas ramas le permitieron, según añadió, utilizar un enfoque teórico y aplicado a la hora de analizar áreas específicas como la competencia, las finanzas o las crisis financieras.

La Academia sueca consideró hoy que sus estudios han arrojado luz sobre cómo se regulan los sectores económicos dominados por pocas empresas, y sobre la capacidad de los gobiernos para fomentar la competencia.

De él se destacó también que demostrara teóricamente que la búsqueda de principios generales para todos los sectores, con reglas simples como la limitación de los precios de los monopolios, podía funcionar bajo determinadas circunstancias, pero también ser más dañina que beneficiosa en otras.

El economista francés, presidente de la Escuela de Economía de Toulouse, suma en su currículum un doctorado "honoris causa" por la Universidad Libre de Bruselas (1989) y el haber sido condecorado caballero de la Legión de Honor de Francia (2007).