La notable conexión de Tim Kaine con los latinos

El compañero de fórmula de la demócrata Hillary Clinton ha tenido una excelente relación con la comunidad hispana.
Kaine se convirtió en el primer legislador en pronunciar un discurso en un idioma distinto al inglés en el Senado.
Kaine se convirtió en el primer legislador en pronunciar un discurso en un idioma distinto al inglés en el Senado. (Andrew Harnik | AP )

Miami

Tim Kaine, quien será compañero de fórmula de la virtual candidata presidencial demócrata Hillary Clinton, es un discreto pero eficiente político que podría ayudar a sumar a votantes independientes y que tiene una gran conexión con los latinos.

El senador por Virginia, de 58 años, trabajó durante un año como voluntario con misioneros jesuitas en Honduras, donde aprendió a hablar español.

Según analistas, el dominio del español de Kaine le podría ayudar a Clinton a llegar al electorado hispano y le da una ventaja frente a la mancuerna republicana de Donald Trump y Mike Pence.

Pese a que no tiene raíces latinoamericanas, su conexión con la comunidad hispana inmigrante es notable.

En 2013, Kaine se convirtió en el primer senador estadunidense en pronunciar un discurso completo en un idioma distinto al inglés en el Pleno del Senado en Washington D.C., y lo hizo para expresar su apoyo a una reforma migratoria integral al hablar en español.

El político aprendió español en el pueblo de El Progreso, a las afueras de la ciudad hondureña de San Pedro Sula, donde trabajó con los misioneros jesuitas mientras estudiaba derecho en la Universidad de Harvard.

Kaine está casado desde 1984 con Anne Holton, a quien conoció en la escuela de leyes de Harvard. Tiene tres hijos: Anella, Woody y Nat, este último miembro de la Armada estadunidense.

El aspirante demócrata a la vicepresidencia cuenta con una larga experiencia en cargos públicos, como senador, pero también como alcalde y gobernador.

Además, Kaine es un experto en cuestiones relativas a España y Latinoamérica, lo que se suma al mensaje de Hillary Clinton de que los demócratas ofrecen una alternativa seria y estable, frente a la impredecible figura del republicano Trump.

Ex alcalde de Richmond, la capital de Virginia (en la costa sureste estadunidense), y después gobernador de ese mismo estado, Kaine es un graduado en derecho de la Universidad de Misuri, que procede de una familia de clase trabajadora.

Pese a que nació en Minnesota y se crió en Kansas, ha vivido la mayor parte de su vida adulta en Virginia, estado que gobernó de 2006 a 2010, tras empezar su carrera política en la década de 1990.

Su relación con los estados de Minnesota y Kansas se cree que podría ayudarle a captar apoyos en zonas del llamado Rust Belt, el antiguo cinturón industrial de Estados Unidos.

Tim Kaine fue además presidente de la Convención Nacional Demócrata en 2008 y actualmente es miembro del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara alta estadunidense.

Es un declarado católico que se opone en su vida personal al aborto y a la pena de muerte, aunque en el tema de la suspensión del embarazo prometió como senador defender los derechos reproductivos de la mujer, ante cualquier imposición política.

En política internacional, Kaine ha rechazado la campaña militar de Estados Unidos contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en territorio iraquí, pues considera que el gobierno debe tener una autorización de guerra por parte del Congreso.

En temas económicos, sus posturas a favor del libre comercio y de la desregulación de los bancos locales le ganaron las críticas del ala más radical del Partido Demócrata.

En cuanto a cuestiones de su vida personal, Kaine toca la armónica y es considerado un hombre agradable, optimista, "capaz y bueno", aunque él mismo se define como un senador "aburrido", lo que podría no caer bien entre los grupos progresivos del Partido Demócrata que esperaban a alguien más liberal.

Kaine fue anunciado el viernes pasado por Clinton como su compañero de fórmula y presentado de manera oficial ayer en un acto masivo en Miami, Florida (sur).

Ambos asumirán sus candidaturas esta semana en la Convención Nacional Demócrata, que se realizará a partir de hoy y hasta el jueves en Filadelfia, Pensilvania (noreste).