Tifón “Neoguri” azota las islas japonesas de Okinawa

La llegada tifón, con olas de hasta 14 metros, a las islas dejó al menos 10 heridos y una persona desaparecida en Japón.
El tifón dejó heridos, paralizó el transporte y llevó a las fuerzas estadounidenses emplazadas allí a cancelar todas las actividades al aire libre.
El tifón dejó heridos, paralizó el transporte y llevó a las fuerzas estadounidenses emplazadas allí a cancelar todas las actividades al aire libre. (EFE y AP)

Tokio, Japón

Un poderoso tifón que azotó el martes las islas japonesas de Okinawa dejó heridos, paralizó el transporte y llevó a las fuerzas estadounidenses emplazadas allí a cancelar todas las actividades al aire libre.

El gobierno de Okinawa dijo que 10 personas resultaron heridas, una de ellas de gravedad. Asimismo, un hombre estaba desaparecido de una embarcación pesquera frente a la isla Kyushu, al norte.

Una de las tormentas mayores y más intensas en azotar Japón durante el verano, el tifón Neoguri tenía vientos sostenidos de 194 kilómetros (120 millas) por hora y ráfagas de hasta 240 kph (148 mph), dijo la Agencia Meteorológica de Japón.

"Existe el riesgo de vientos fuertes y lluvias torrenciales. Por favor, abstenerse de actividades al aire libre que no sean imprescindibles ", dijo el funcionario de la Agencia Meteorológica Satoshi Ebihara. "Por favor mantengan cautela extrema".

Los aeropuertos locales fueron cerrados y unas 593 mil personas recibieron instrucciones de evacuar sus hogares, aunque la mayoría no lo hizo, optando por quedarse bajo techo para protegerse de vientos destructores, olas de hasta 14 metros de altura y marejadas que casi seguramente se intensificarían con el paso de la tormenta por la isla principal en la noche.

Más de la mitad de los 50 mil soldados estadounidenses en Japón están estacionados en Okinawa, sede de varias bases, incluyendo Kadena, la mayor base aérea de Estados Unidos en Asia. Un alerta en su portal dijo que dado el nivel de la tormenta todas las actividades al aire libre estaban prohibidas.

Imágenes televisivas mostraron un edificio destruido, fachadas dañadas y árboles derribados en Naha, la capital de Okinawa.

Como los tifones se desplazan junto a las costas japonesas, a menudo entrando a tierra en el verano, el país está bien preparado. Daños mucho mayores son probables a causa de aguaceros si el tifón toca tierra como se espera el jueves o el viernes y se desplaza por el archipiélago japonés.

La tormenta se desplazaba lentamente y estaba perdiendo intensidad, pero su vastedad y lentitud podrían aumentar los daños potenciales, dijeron meteorólogos.

Pronósticos dicen que la tormenta se dirige hacia la isla de Kyushu, y luego a través de la isla principal de Honshu de Japón. Se prevé que pierda parte de su fuerza una vez esté sobre la tierra, pero los vientos y las fuertes lluvias podrían causar deslizamientos de tierra y otros daños, advirtió Ebihara.