Tifón ‘Neoguri’ avanza a Tokio

Antes de que el centro de este ciclón tropical llegue al corazón del territorio japonés, las lluvias torrenciales asociadas han dejado esta semana trombas de agua en un perímetro muy amplio desde ...

Tokio

El centro del tifón 'Neoguri', precedido de varios días de lluvias torrenciales, alcanzó Kyushu, una de las cuatro principales islas del archipiélago japonés, y se dirige ahora hacia Tokio y las grandes ciudades niponas.

"Este tifón llegó muy poco antes de las 07H00 (22H00 GMT del miércoles)" a la costa de la prefectura de Kagoshima, en la isla de Kyushu, a un millar de kilómetros al suroeste de Tokio, dijo un portavoz de la Agencia de Meteorología japonesa a la AFP.

A las 15H00 locales (06H00 GMT), 'Neoguri', menos fuerte pero más rápido (45km/h), se encontraba al sur de la isla de Shikoku.

Antes de que el centro de este ciclón tropical llegue al corazón del territorio japonés, las lluvias torrenciales asociadas han dejado esta semana trombas de agua en un perímetro muy amplio desde Okinawa (extremo sur) hasta el centro del archipiélago, con vientos que superaban por momentos los 250 km/h.

Del suroeste al noreste de Japón, las advertencias y alertas de aguaceros, vientos violentos, olas gigantes y subida del nivel de mar afectan a la práctica totalidad del país.

La lluvia y las borrascas de viento amenazan el noreste de la región de Fukushima, donde se encuentra la central nuclear dañada por el terremoto y posterior tsunami del 11 de marzo de 2011 y donde el agua ya constituye un problema.

La compañía Tokyo Electronic Power (TEPCO), encargada de la explotación de la central, anunció la puesta en marcha de medidas especiales para gestionar los desbordamientos y para evitar desperfectos.

'Neoguri', que ha barrido la parte más meridional de Japón a varios centenares de kilómetros de las islas principales (Kyushu, Shikoku, Honshu, Hokkaido), ha dejado siete muertos y unos cincuenta heridos.

Aunque 'Neoguri,' que significa "mapache" en coreano, se ha debilitado en las últimas 24 horas, sigue siendo un fenómeno peligroso, máxime en unos territorios ya afectados por las enormes cantidades de agua caída en pocos días.

El tifón registraba el jueves vientos de unos 130 km/h y varias decenas de centímetros de lluvia deberían recubrir los suelos de las zonas atravesadas, advierte la agencia meteorológica.

La trayectoria prevista sigue exactamente el territorio alargado de Japón, desde Kyushu a Hokkaido pasando por Honshu, la mayor isla, donde se encuentran las ciudades de Osaka (oeste), Nagoya (centro) y Tokio (este).