Tifón ‘Haiyan’ podría haber dejado 10 mil muertos: policía

Por su parte la ONU indicó que la cifra oficial de mil 200 muertos hasta el momento podría subir considerablemente.
Fotografía de satélite facilitada por la Agencia Meteorológica de Japón que muestra al tifón Haiyan en Filipinas
Fotografía de satélite facilitada por la Agencia Meteorológica de Japón que muestra al tifón Haiyan en Filipinas (EFE)

México

Unas 10 mil personas podrían haber muerto en la provincia filipina de Leyte tras el paso del tifón Haiyan el viernes, indicó la policía de Tacloban, una de las ciudades más afectadas por la tormenta.

"Nos reunimos con el gobernador [de la provincia de Leyte] la pasada noche y basándonos en las estimaciones del gobierno, hay 10 mil víctimas [fallecidos]", declaró a la prensa Elmer Soria, alto responsable policial de Tacloban, la capital de la provincia de Leyte, en la isla del mismo nombre.

El balance anterior proporcionado por la Cruz Roja daba cuenta de mil 200 muertos, tras el paso por el centro del archipiélago del tifón Haiyan, que llegó acompañado de olas de varios metros de altura y vientos extremadamente fuertes.

"Se trata de destrucciones masivas (...) La última vez que vi algo parecido fue durante el tsunami en el océano Índico" que dejó 220 mil 000 muertos en 2004, afirmó Sebastian Rhodes Stampa, jefe del equipo de la ONU encargado de la gestión de desastres que se encontraba en Tacloban.

Palo y Tacloban figuran entre las ciudades más castigadas por el super tifón Haiyan.

Tras haber golpeado el centro de Filipinas el viernes, Haiyan se dirigía el domingo hacia Vietnam.

Por su parte, la ONU dijo que se calcula que la cifra provisional de mil 200 muertos como consecuencia del gigantesco tifón Haiyan que arrasó Filipinas aumente y anunció el envío de material de emergencia.

"Lamentablemente, es probable que esta cifra aumente", señaló la coordinadora humanitaria de la ONU Valerie Amos en un comunicado, después de que la Cruz Roja cifrara en 1.200 el número de fallecidos por el paso de Haiyan en Filipinas.

"El gobierno (filipino) estima que unos 4,3 millones de personas han sido afectadas en 36 provincias, y evaluaciones iniciales muestran que miles de viviendas han sido destruidas, los caminos son intransitables y la gente necesita alimentos, agua, refugio y alimentación", añadió Amos.

"Como hay más áreas alcanzadas (por el tifón), esperaremos a trazar un cuadro detallado de la magnitud de la destrucción y del número de familias afectadas", precisó la fuente.

Miembros de un equipo de coordinación de evaluación de desastres de la ONU llegaron el sábado a Tacloban, una de las zonas más devastadas en la provincia de Leyte.

"Las Naciones Unidas permanecen en alerta para movilizar cualquier apoyo que requieren los habitantes de Filipinas de parte de la comunidad internacional", dijo Amos.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, está "profundamente afligido por la gravedad de las pérdidas de vidas humanas y la devastación causada por Haiyan", dijo el portavoz de la ONU, Martin Nesirky.

UNICEF, la agencia para la infancia de las Naciones Unidas, ya ha preparado 60 toneladas de medicamentos y equipamiento médico y de emergencia en una base en Copenhague que se espera que lleguen a Filipinas el martes, y enviará igualmente equipos de depuración y almacenamiento de agua y saneamiento desde Europa y Asia a Manila.

Según ese organismo, 1,7 millones de niños filipinos habrían sido afectados en las zonas más golpeadas por el tifón.