Tercer grupo de víctimas colombianas llega a Cuba

Los doce integrantes del grupo se trasladaron a la isla pese a las amenazas de muerte que recibieron al regresar a Colombia otras víctimas.
Miembros del tercer grupo de víctimas son recibidos a su llegada al aeropuerto José Martí de La Habana
Miembros del tercer grupo de víctimas son recibidos a su llegada al aeropuerto José Martí de La Habana (AFP)

La Habana

El tercer grupo de víctimas de medio siglo de conflicto armado en Colombia viajó el miércoles a La Habana para exponer a sus victimarios del gobierno y de las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)  sus consideraciones sobre cómo poner fin a la confrontación.

Seleccionados por la oficina de la ONU en Colombia y la Universidad Nacional, los doce integrantes del grupo se trasladaron a la isla pese a las amenazas de muerte con que fueron recibidos al regresar a su país algunas de las 36 víctimas que asumieron una posición similar en agosto y septiembre pasados.

El grupo lo integran desde el general Luis Herlindo Mendieta, comandante de policía cuando según denuncias fue secuestrado por las guerrillas de izquierda, hasta víctimas de acciones conjuntas del ejército y paramilitares de derecha, estos últimos opuestos las negociaciones de paz del gobierno y las FARC en Cuba.

También Hemilse Hernández, acusada por el ejército de ser guerrillera en 2008 y procesada por rebelión. Según la descripción de este caso “a pesar de estar en estado de embarazo fue golpeada y obligada a caminar largas jornadas, lo que causó la muerte de su hijo, el que fue arrojado en su presencia a unos perros (…) Fue obligada a caminar por todo el pueblo exhibiéndola a la población como  guerrillera y posteriormente llevada a la cárcel”.

Igualmente Martha Luz de Ujeta quien perdió un hijo en un atentado con bombas de las FARC. En esa explosión murieron otras 35 personas y centenares resultaron heridas.

En este contexto, y por acuerdo entre el gobierno y los insurgentes, el procedimiento que siguen las víctimas en La Habana es reunirse a puertas cerradas con los negociadores para exponer sus casos y sugerir cómo hacer a fin de consolidar las pláticas de paz en marcha desde noviembre de 2012.

Representantes de las dos partes discuten desde hace meses fórmulas para resarcir a la víctimas de la confrontación –alrededor de 6.5 millones de personas- , pero hasta el momento solo han trascendido las posiciones de cada uno de los bandos, sin llegar a acuerdos.

Las FARC, por ejemplo, propusieron hoy que se haga un “reconocimiento especial” a la Unión Patriótica (UP), integrada por guerrilleros de izquierda que entregaron sus armas en los años 80 del siglo pasado para incorporarse a la vida política, “por haber sido objeto de un genocidio político”. De la (UP) fueron asesinados unos tres  mil integrantes.

Las FARC también pidieron reconocimientos colectivos, entre otros,  para el Partido Comunista y  el Movimiento Gaitanista, así como para organizaciones sindicales, femeninas y sociales que en su opinión han padecido el “terrorismo de estado” en ese país.