Ted Cruz es el diablo encarnado, afirma ex líder republicano en Congreso

"Es Lucifer encarnado", dijo John Boehner, ex presidente de la Cámara de Representantes durante cuatro años, del actual aspirante, y añadió que "nunca en mi vida me tocó trabajar con un peor hijo ...
El republicano John Boehner, ex líder de la Cámara de Representantes, no dudó en calificar al aspirante Ted Cruz de "hijio de puta"
El republicano John Boehner, ex líder de la Cámara de Representantes, no dudó en calificar al aspirante Ted Cruz de "hijio de puta" (Reuters)

Washington

El ex presidente de la Cámara de Representantes estadunidense John Boehner dejó en evidencia las divisiones en el partido Republicano, en un año de elecciones presidenciales, al clasificar al aspirante Ted Cruz como un diablo encarnado, entre otros insultos.

"Es Lucifer encarnado", dijo Boehner, quien en función de su cargo fue durante cuatro años tercero en la línea sucesoria del poder ejecutivo estadunidense. "Tengo amigos demócratas y amigos republicanos, y me llevo bien con la mayoría de ellos. Pero nunca en mi vida me tocó trabajar con un hijo de puta tan miserable", añadió, en referencia al ultraconservador aspirante presidencial.

El expresidente de la Cámara de Representantes, que abandonó el cargo el pasado octubre, tuvo en su momento varios encontronazos con Ted Cruz, de origen cubano y quien torpedeó algunas de sus iniciativas en el Legislativo.

En 2013, por ejemplo, el aspirante presidencial se reunió con miembros del Caucus de la Libertad, una de las facciones más conservadoras del Partido Republicano, y les instó a oponerse a la financiación sanitaria del presidente de EU, el demócrata Barack Obama. Ese paso provocó eventualmente el cierre parcial de la Administración, una circunstancia que socavó la imagen pública del Partido Republicano.

En las primarias del partido Republicano para escoger al candidato a las elecciones presidenciales de noviembre, Cruz aparece lejos del favorito, el polémico millonario Donald Trump. Durante una conferencia en la Universidad de Stanford, Boehner dijo que conocía a Trump desde hace muchos años y que inclusive solían jugar al golf juntos e intercambiaban mensajes instantáneos por teléfono celular.

"Nunca trabajé con John Boehner": Cruz

Desde Indiana, estado que celebrará elecciones primarias el próximo martes, Cruz replicó hoy al ex líder republicano. "Lo interesante es que nunca trabajé con John Boehner. No conozco a ese hombre", afirmó el senador tejano.

"De hecho, durante el cierre del Gobierno, contacté con John Boehner para colaborar en que se hiciera algo significativo. Él dijo: 'No tengo interés en hablar con usted", señaló el precandidato presidencial. "Cuando John Boehner me llama Lucifer, él está dirigiendo eso a ustedes. Lo que le enfada a Boehner es mi apoyo al pueblo estadunidense", agregó Cruz ante los periodistas.

En una respuesta que publicó en la red Twitter, Cruz optó por ignorar los insultos y cuestionó la relación entre Boehner y Trump. "Recuérdenme, ¿quién se ha plantado contra Washington? ¿Trump, quien es amigo de golf y mensajes de Boehner, o Carly y yo?", respondió, con una referencia a la empresaria Carly Fiorina, su compañera en la fórmula presidencial.

Durante su gestión como presidente de la Cámara de Representantes (entre 2011 y 2015), Boehner se había tornado famoso por no usar rodeos verbales para criticar a aliados y adversarios, pero nunca llegó a los niveles de estas declaraciones.

Con relación al tercer republicano en campaña por la candidatura presidencial, John Kasich, Boehner dijo que "exige de mí más esfuerzos que cualquiera de mis amigos. Pero es todavía mi amigo, y lo quiero mucho".

Boehner opinó asimismo acerca de la carrera hacia la nominación presidencial en el Partido Demócrata, y vaticinó que la ex secretaria de Estado Hillary Clinton se impondrá al senador por Vermont Bernie Sanders en esa pugna.

Sin embargo, advirtió, la polémica de los correos electrónicos de Clinton podría darle a la ex primera dama una sorpresa desagradable antes de la convención demócrata de julio próximo, que designará al candidato a la Presidencia.

Clinton está siendo investigada en relación con el uso de su cuenta de correo electrónico privada para asuntos de interés nacional mientras encabezaba la diplomacia estadunidense (2009-2013).

"No se sorprendan si, dos semanas antes de la convención, llegan (el vicepresidente) Joe Biden en paracaídas (como posible candidato) y Barack Obama echando leña al fuego", vaticinó John Boehner.

Cruz no esconde su orgullo de enfrentarse a la conducción del partido Republicano, aunque es generalmente visto como uno de los legisladores más intransigentes en el Congreso. Boehner, por su parte, renunció a su cargo en 2015, después de una histórica reunión con el papa Francisco en el Capitolio.

Aunque es responsabilizado por la parálisis del Congreso que condujo al cierre del gobierno federal en 2013, Boehner es aún una figura sumamente influyente en el interior del partido Republicano.