Talibanes decapitan 23 soldados en Pakistán

Este acto puso pausa a las conversaciones de paz entre el gobierno paquistaní y los talibanes.

Islamabad

Las conversaciones de paz entre talibanes y gobierno paquistaní quedaron hoy en el aire después de que los insurgentes matasen a 23 soldados que estaban secuestrados desde 2010.

Tras la muerte de los soldados, es "inútil" que se celebre una reunión prevista para este lunes con representantes de los talibanes, afirmó el representante de la delegación gubernamental, Irfan Siddiqui.

"Lamentablemente tenemos que decir que la situación no avanza en una buena dirección", agregó. El gobierno decidirá mañana martes sobre los siguientes pasos a seguir.

El primer ministro, Nawaz Sharif, impulsor de las conversaciones, calificó de "horrible crimen" lo ocurrido. "Casos de este tipo tienen un efecto negativo en las conversaciones de paz", afirmó Sharif durante las negociaciones de paz.

El líder de los talibanes en la zona de Mohmmand, Omar Khalid Khorasani, informó la noche del domingo que se había ejecutado a los soldados, secuestrados desde 2010. Con ello se pretendía vengar la muerte de talibanes presos a manos de las fuerzas de seguridad, afirmó.

Fuentes de los servicios de seguridad paquistaníes califican de propaganda las acusaciones sobre la muerte de extremistas en prisión.

Por el momento no está claro si el asesinato de los soldados fue organizado por el líder de los talibanes paquistaníes, Maulana Fazlullah.

Los representantes de los talibanes y del gobierno iniciaron este mes conversaciones para llevar a cabo una posible negociación de paz. Por el momento hubo dos encuentros en los que, entre otras cosas, se habló de la posibilidad de un alto el fuego.