Talibanes rechazan nuevo gobierno afgano, Ghani reafirma unidad

El presidente afgano resaltó que su gobierno representará a todo el pueblo mientras la guerrilla islamista anunció que seguirá su guerra contra las nuevas autoridades.
El presidente electo afgano, Ashraf Ghani Ahmadzai, hace un gesto mientras habla en una reunión, hoy en Kabul
El presidente electo afgano, Ashraf Ghani Ahmadzai, hace un gesto mientras habla en una reunión, hoy en Kabul (AFP)

Kabul

Los extremistas talibanes anunciaron hoy que seguirán con su guerra contra el gobierno afgano pese al cambio en la cúpula con el nombramiento del nuevo presidente Ashraf Ghani, quien a su vez enfatizó que su gobierno representará a todo el pueblo.

"Nuestra yihad continuará para liberar a nuestro país por completo de la ocupación y para preparar el terreno para un auténtico gobierno islamista", aseguraron hoy. Las elecciones y el acuerdo para repartirse el poder entre Ghani y el candidato que quedó en segundo lugar, Abdulá Abdulá, fueron orquestadas desde Estados Unidos, afirmaron los talibanes.

La Comisión Electoral declaró vencedor de las elecciones el domingo a Ghani y Abdulá será nombrado en un puesto equivalente al de un primer ministro. En su primer discurso, Ghani aseguró que su gobierno representará a todo el pueblo afgano. "Me gustaría decir una vez más que no vamos a seguir la política de exclusión. Nuestros rivales ayer, son nuestros colegas de hoy", dijo el presidente electo.

Abdulá había ganado la primera vuelta de los comicios el 5 de abril, pero no obtuvo la mayoría absoluta. En la segunda, celebrada el 14 de junio, Ghani se impuso ampliamente, pero Abdulá rechazó el resultado y acusó de fraude a su oponente. Tras meses de disputas, Ghani y Abdulá concretaron la noche del sábado un acuerdo para formar un gobierno de unidad nacional, lo que allanó el camino para la elección del nuevo presidente.

"Somos los servidores de esta nación", señaló Ghani, quien asumirá el cargo del presidente saliente Hamid Karzai el 29 de septiembre en la primera transición pacífica del poder de un presidente a otro elegido en la historia de Afganistán.

Ghani afirmó que perseguirá un gobierno de la ley, la justicia, la transparencia y la responsabilidad e instó a todos los afganos a asumir parte activa en la pacificación de Afganistán. "Vamos a dejar el pasado atrás y mirar hacia el futuro", recalcó.

"Es una gran victoria para la nación afgana. Por primera vez en nuestra gran historia, el poder ha sido transferido de un presidente elegido a otro gracias al voto de la nación", declaró Ghani, un día después de haber sido proclamado vencedor por la Comisión electoral independiente (IEC).

Ghani, un economista de 65 años, que fue ministro de Finanzas de 2002 a 2004, sucederá a Hamid Karzaï, que dirigió Afganistán desde la caída de los talibanes, poco después de la intervención militar occidental en 2001. Karzai fue reelegido dos veces, en los comicios de 2004 y 2009, pero la Constitución le prohíbe aspirar a un tercer mandato como jefe de Estado.