Tabaré Vázquez, con ventaja de 15 puntos en segunda vuelta

A menos de tres semanas del balotaje en Uruguay, un sondeo confirma la amplia ventaja del ex presidente y candidato del oficialista Frente Amplio, de izquierda, ante su rival, Luis Lacalle Pou, ...
El candidato presidencial uruguayo del partido Frente Amplio, Tabaré Vázquez, habla durante un reciente acto de campaña en Montevideo
El candidato presidencial uruguayo del partido Frente Amplio, Tabaré Vázquez, habla durante un reciente acto de campaña en Montevideo (EFE)

Montevideo

El ex presidente y candidato del oficialismo Tabaré Vázquez (2005-2010) mantiene su amplia ventaja en las encuestas a menos de tres semanas de la segunda vuelta electoral en Uruguay.

Vázquez, representante del gobernante Frente Amplio (izquierda), reúne el 52% de la intención de voto, mientras que un 37% se inclina por Lacalle Pou, del Partido Nacional (centroderecha), reveló la última encuesta de la consultora Factum difundida hoy en canal 4.

Un 11% de los encuestados aún no definió su voto o planea votar en blanco o anulado, añadió. Estos resultados son prácticamente iguales a los señalados por Factum en su encuesta anterior, la semana pasada. La única variación fue la intención de voto de Lacalle Pou, que pasó de 36% a 37%.

La nueva medición, que tiene un margen de error de +/-3 fue realizada entre el 6 y el 9 de noviembre. En la primera vuelta electoral del 26 de octubre, Vázquez obtuvo el 47.8% de los votos, Lacalle Pou el 30.9%, Pedro Bordaberry (Partido Colorado, centroderecha) el 12.9% y Pablo Mieres (Partido Independiente, centroizquierda) el 3.1%.

El resultado dejó en carrera y como favorito a Vázquez, mientras que Lacalle Pou, que obtuvo el respaldo de los colorados, enfrenta la difícil tarea de vencerlo en la segunda vuelta del 30 de noviembre. Después de diez años en el poder, el FA mantuvo además el control del parlamento uruguayo para el periodo 2015-2020.

No más impuestos

De otra parte, el vicepresidente de Uruguay, Danilo Astori, aseveró hoy "con total precisión y claridad" que no "habrá más impuestos" si el oficialista Frente Amplio (FA) gana la segunda vuelta electoral del próximo 30 de noviembre.

Astori, que fue ministro de Economía y Finanzas de 2005 a 2008, volvería a encabezar dicho ministerio si el ex presidente Tabaré Vázquez (2005-2010), vence al candidato del Partido Nacional (PN), Luis Lacalle Pou, como prevén las encuestas.

En unas declaraciones a los periodistas tras participar en una conferencia internacional sobre el papel de los bancos subregionales de desarrollo de América Latina, Astori respondió a las acusaciones que Lacalle Pou ha vertido a lo largo de la campaña electoral con respecto a una posible subida de la carga fiscal de resultar el FA reelegido.

"Ya hemos dicho en reiteradas oportunidades y con total claridad que los cambios que puede haber en el futuro en el sistema tributario serán todos en beneficio del contribuyente", aseveró.

El vicepresidente uruguayo adelantó que de volver al frente del ministerio de Economía, su objetivo será mejorar el sistema tributario "en todas sus expresiones" y sobre todo en el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el Impuesto de Valor Añadido (IVA), a su juicio "más injusto" que el anterior.

"No va a haber más impuestos. Vamos a seguir intentando lo contrario", declaró Astori, quien mostró su convencimiento de seguir "por la línea" de reducir el IVA como se está haciendo hasta ahora mediante la Ley de Inclusión Financiera, por la que comprar con tarjetas de débito favorece una deducción de un 4 % en este impuesto, cifra que baja al 2 % al hacerlo con las de crédito.

Robo a jefe de policía

Mientras, el tema sobre el robo de la vivienda del jefe de Policía de Montevideo se metió hoy en la campaña electoral uruguaya y generó polémica entre el candidato de la oposición, Luis Lacalle Pou, y el ministro del Interior y figura del oficialismo, Eduardo Bonomi. "Me llama la atención que justo después del 26 de octubre hayan empezado a aparecer una serie de cosas", afirmó Bonomi en declaraciones a la radio Montecarlo.

Y agregó: "no estoy diciendo que sea algo organizado partidariamente, pero sí por gente que no le gustó el resultado electoral y buscan acentuar los problemas de seguridad con cuestiones que llamen la atención". Bonomi aseguró que quienes realizaron el robo en la noche del pasado sábado sabían que se trataba de la casa del jefe de Policía de Montevideo, Mario Layera.

Poco después, Lacalle Pou utilizó su cuenta de Twitter para responder al ministro y aseguró que las declaraciones son "otro disparate infundado amparado en su investidura". Según el aspirante del Partido Nacional o "Blanco" a la presidencia, Bonomi "debería fundamentar esa peligrosa afirmación" y, además, la calificó como "lamentable".

El ministro del Interior designó en mayo de 2013 a Layera como jefe de Policía de Montevideo, donde reside la mitad de los 3.4 millones de habitantes del país. En su domicilio, aparentemente mas de un delincuente, burló la seguridad, ingresó a través de una ventana, hurtó varios relojes y ropa y escapó del lugar sin ser detenido.

La gobernante coalición de izquierda Frente Amplio (FA) ganó el pasado 26 de octubre la primera vuelta de las elecciones presidenciales y legislativas en Uruguay con el 47.9 % de los votos, pero como no llegó a superar la mitad, su candidato, el ex presidente Tabaré Vázquez (2005-2010), se enfrentará con Lacalle Pou, cuyo partido quedó segundo con el 30,9 % de los sufragios.

De cara a la segunda vuelta, el aspirante nacionalista a la presidencia decidió "jugar fuerte" con la seguridad y su principal asesor en el tema, Álvaro Garcé, que fue el Comisionado Parlamentario para las cárceles uruguayas entre 2005 y el pasado octubre, inició la pasada semana una gira por todo el país para explicar los planes de Lacalle Pou para al combate a la delincuencia y la inseguridad.

La inseguridad pública es la principal preocupación de los uruguayos según varias consultas populares y fue el tema que generó las mayores polémicas en la primera parte de la campaña electoral. En medio de fuertes críticas de la oposición a Bonomi en las últimas semanas, Vázquez le apoyó públicamente y adelantó que probablemente le ofrezca permanecer en el cargo si gana las elecciones.

De forma simultánea a las elecciones, los uruguayos rechazaron en un plebiscito la posibilidad de bajar de 18 a 16 años la edad de imputabilidad penal para los menores responsables de delitos graves. Sin embargo, el 46 % de quienes se presentaron a las urnas, mas de un millón de votantes, apoyaron la medida que necesitaba superar el 50 % para ser aprobada.

Tras ese resultado, algunas figuras de primera línea del FA, entre ellas la senadora Lucía Topolansky, esposa del presidente José Mujica de quien Bonomi es uno de sus más cercanos colaboradores, dijo que "se debe prestar atención" a esa cifra y a la preocupación popular por el tema de la inseguridad.