TEPCO comenzará este mes a retirar las barras de combustible en Fukushima

La retirada del combustible de la piscina del reactor número 4 supone el comienzo propiamente dicho de desmantelación de la central atómica.
El tanque del reactor 4 de Fukushima
El tanque del reactor 4 de Fukushima (AFP)

Tokio

Tokyo Electric Power (TEPCO), operador de la accidentada central nuclear de Fukushima, comenzará este mes la retirada de las barras de combustible gastado de la piscina del reactor número 4 de la planta, según confirmó el director de la eléctrica, Akira Ono.

La retirada del combustible supone el comienzo propiamente dicho de desmantelación de la central, un operación clave que ha motivado la visita hoy a las instalaciones de la planta de un grupo de periodistas internacionales. La operadora espera que la retirada de las barras de la unidad 4 se haya completado para finales de año.

Para ello, retirará las barras de combustible con una grúa y las introducirá en otra piscina situada en otro edificio a unos 100 metros, en un proceso en el que se tomarán todas las medidas de seguridad posibles. Esta operación se pone en marcha tras darse por finalizada una primera fase en la hoja de ruta marcada por el Gobierno japonés y la operadora TEPCO en la tarea de desmantelar la planta, que ha consistido principalmente en llevar a parada fría los reactores así como la limpieza y retirada de escombros.

El proceso total de desmantelamiento se espera que se prolongue durante cerca de 40 años. La piscina del reactor 4 de la planta cuenta con 1,533 barras de combustible que continúan generando calor, por lo que es imprescindible mantener su refrigeración.

La cubierta del reactor 4 de Fukushima quedó gravemente dañada por el tsunami de marzo de 2011, lo que provocó que muchos escombros cayeran en la piscina de combustible, un factor que preocupa a los técnicos de la central, que no descartan que esto provoque complicaciones en la retirada de las barras.

TEPCO, que finalizó la construcción de una nueva cubierta para el edificio del reactor 4 a mediados de junio para facilitar la retirada de las barras, decidió comenzar el desmantelamiento en esta unidad al ser la que menos índice de radiación emite. La retirada del resto de combustible gastado en las unidades de la 1 a la 3, mucho más afectadas por el tsunami y la alta radiación, comenzarán a partir de 2015, según los planes de la eléctrica.