Suspenderá China parte de los intercambios bilaterales con Vietnam

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hong Lei, asegura que "la violencia ha saboteado el ambiente y las condiciones para la comunicación y cooperación bilateral".

Pekín

China suspenderá parte sus planes de intercambios bilaterales con Vietnam en respuesta a las violentas protestas contra los ciudadanos y empresas de la República Popular registradas en los últimos días.

En un comunicado, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hong Lei, asegura que "la violencia ha saboteado el ambiente y las condiciones para la comunicación y cooperación bilateral".

El Ministerio no ha especificado el área de cooperación que quedará afectada ni a partir de cuando se suspenderán los intercambios.

China anunció hoy la evacuación de más de 3.000 conciudadanos de Vietnam tras varios días de protestas que han causado la muerte de dos ciudadanos chinos y heridas a un centenar más, unos disturbios que hoy aminoraron debido al fuerte despliegue policial en las principales ciudades vietnamitas.

Entre los evacuados, según el Ministerio, hay 16 heridos "en estado crítico", mientras que cinco barcos más han zarpado hoy desde las costas del sur de China para repatriar a más ciudadanos que siguen en Vietnam.

El portavoz chino indicó además que el Gobierno ha elevado el nivel de alerta de seguridad para los turistas chinos y ha advertido a sus ciudadanos que no viajen a Vietnam.

La relación entre ambos países, tensa desde hace varias décadas, podría desembocar en un mayor conflicto diplomático después de que China revelara su "insatisfacción" por como las autoridades vietnamitas han respondido a los violentos incidentes.

"China también está considerando adoptar más y nuevas medidas dependiendo de cómo de desarrollen los hechos", señaló hoy Hong al respecto.

Miles de vietnamitas se han manifestado desde hace una semana a raíz de la instalación de una plataforma petrolífera de la compañía estatal china CNOOC en las islas Paracel, unas aguas del Mar de China Meridional que ambos países se disputan.

La plataforma estaba situada originariamente en aguas al sur de Hong Kong, pero fue trasladada a las proximidades de las disputadas Paracel (que los chinos denominan Xisha) el 2 de mayo, lo que fue considerado como una acción "ilegal" por Hanoi.

La violencia se inició el martes en varias áreas industriales con fuerte presencia de empresas chinas en los alrededores de Ho Chi Minh.

Una muchedumbre asaltó cientos de empresas y calcinó al menos quince fábricas, pero los incidentes más violentos ocurrieron en la madrugada del jueves en la provincia de Ha Tinh, en la región central.

Los ataques afectaron también a empresas procedentes de Taiwán, cuyo Gobierno también empezó a evacuar desde el jueves a miles de sus ciudadanos, y de Corea del Sur.

China mantiene crecientes tensiones territoriales con países vecinos, especialmente con Japón, Filipinas y Vietnam, por islas y aguas en los Mares de China Meridional y Oriental, ricas en recursos pesqueros y energéticos.