Suspenden diálogo de paz sobre Siria

El enviado especial de la ONU, Staffan Mistura, reconoció que aún “falta mucho por hacer”.
Reunión de las partes en Ginebra.
Reunión de las partes en Ginebra. (Pierre Albouy/Reuters)

Ginebra

El enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, anunció de manera repentina la suspensión de las negociaciones de paz en Ginebra, las cuales se reanudarán el 25 de febrero.

"He concluido que tras la primera semana de conversaciones queda mucho por hacer", reconoció De Mistura en Ginebra.

"No estoy listo para las pláticas por el bien de las mismas", dijo De Mistura, quien solicitó ayuda de las potencias implicadas en el conflicto sirio en referencia a Rusia, Estados Unidos, Arabia Saudita, Irán y Turquía.

Tras el anuncio, los opositores dijeron que no regresarán a Ginebra para seguir participando en este proceso a menos que vean progresos concretos en el ámbito humanitario en Siria.

"La delegación abandona Ginebra y no volverá hasta que veamos progresos en el terreno", dijo el dirigente Salim Muslet.

A pesar de que la ONU confirmó el viernes el inicio "oficial" de las pláticas, cada una de las partes negaron que dichas conversaciones ni siquiera hayan comenzado.

El martes la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), el principal grupo de oposición en Siria, denunció una escalada en la ofensiva del gobierno ruso y el gobierno de Damasco contra infraestructura civil mientras se llevaban las negociaciones de paz para el país árabe en la sede de Naciones Unidas de esa ciudad.

"Hemos recibido reportes de masivas agresiones militares de Rusia y del gobierno del presidente Bashar Asad en Alepo y Homs, incluidos ataques a hospitales e infraestructura crítica", afirmó la vocero del CSN, Farah Atassi.

A su vez, el gobierno británico prometió mil 740 millones de dólares en ayuda humanitaria suplementaria para las víctimas del conflicto sirio.

El anuncio británico precede en horas la apertura en Londres de una reunión mundial que intenta conseguir 9 mil millones de dólares para ayudar a 18 millones de sirios afectados por la guerra.

Para la ONU el objetivo del diálogo es cumplir con lo establecido en la resolución 2254 del Consejo de Seguridad que llama a un alto el fuego, al flujo irrestricto de ayuda humanitaria para la población, a redactar una nueva constitución y finalmente a lograr una transición política.