Surcorea y EU inician maniobras militares

Las maniobras militares han sido considerados por el líder norcoreano Kim Jong-un como "ensayos de guerra nuclear" y "provocaciones militares".

Seúl

Corea del Sur y Estados Unidos iniciaron en territorio surcoreano sus dos mayores ejercicios militares anuales conjuntos, el Key Resolve y el Foal Eagle, a pesar de las protestas de Corea del Norte.

Las maniobras "comenzaron esta mañana según lo previsto por tierra, mar y aire en diversas áreas del país", informó un portavoz del Ministerio de Defensa de Seúl.

El ejercicio Key Resolve, que durará dos semanas hasta el 9 de marzo, movilizará a alrededor de 10 mil militares surcoreanos y 5 mil 200 estadunidenses, de los cuales mil 100 han llegado de fuera para sumarse a las tropas que Estados Unidos tiene estacionadas en territorio de Corea del Sur.

Mientras, las maniobras Foal Eagle, que se prolongarán durante casi dos meses hasta el 18 de abril, contarán con unos 7 mil 500 militares de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos -de ellos 5 mil 100 procedentes del exterior- que se unirán a tropas de divisiones o unidades menores de Corea del Sur.

El portavoz de defensa surcoreano destacó, en la línea marcada por Seúl y Washington, que ambas maniobras tienen un carácter "estrictamente defensivo" y no pretenden provocar a Corea del Norte, sino coordinar la respuesta ante posibles agresiones del país comunista.

Sin embargo, las pasadas semanas el régimen de Kim Jong-un rechazó que las maniobras de los aliados fueran defensivas y las calificó como "ensayos de guerra nuclear" y "provocaciones militares".

Además, solicitó insistentemente a Seúl y Washington que cancelaran ambos ejercicios militares, un petición que fue rechazada.

A la espera de una reacción más o menos fuerte de Corea del Norte este año, cabe recordar que en 2013 el país comunista respondió a las maniobras con una inusualmente intensa campaña de hostilidades, incluidas amenazas de guerra casi diarias, que elevó al máximo la tensión.

En todo caso, este año el Key Resolve y el Foal Eagle llegan en un momento de distensión entre Norte y Sur, que estos días celebran por primera vez en tres años un reencuentro de familiares separados por la Guerra de Corea (1950-53).

La reunión familiar estuvo a punto de cancelarse debido a las reticencias de Pyongyang hacia los ejercicios militares iniciados hoy, pero finalmente este evento humanitario comenzó el pasado jueves según lo previsto y finalizará mañana, lunes.

EE.UU. mantiene 28.500 militares en Corea del Sur y se compromete a defender a su aliado como herencia de la Guerra de Corea (1950-53), que finalizó con un armisticio en lugar de un tratado de paz y por ello mantiene a Norte y Sur técnicamente enfrentados hasta el día de hoy.