Submarino no tripulado a punto de inmersión para buscar el avión desaparecido

El Bluefin-21 ya está a bordo del barco australiano Ocean Shield, que también transporta un sofisticado localizador de cajas negras con el que detectó dos señales, una de 2 horas y 20 minutos ...
El vehículo submarino Bluefin 21 Artemis, en el momento de ser subido a bordo del barco australiano Ocean Shield tras ser probado con éxito
El vehículo submarino Bluefin 21 Artemis, en el momento de ser subido a bordo del barco australiano Ocean Shield tras ser probado con éxito (AFP)

Sydney

La nave submarina no tripulada Bluefin-21 está a punto de sumergirse en aguas del océano Índico para intentar localizar restos del avión malasio desaparecido el 8 de marzo con 239 personas a bordo, informaron hoy medios locales. El vehículo se encuentra a bordo del barco australiano Ocean Shield, que también transporta un sofisticado localizador de cajas negras con el que detectó dos señales, una de 2 horas y 20 minutos y otra de 13 minutos, a unos dos mil kilómetros al noroeste de la ciudad australiana de Perth.

El jefe del Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas, Angus Houston, explicó ayer que una vez se haya fijado la posición de origen de las señales, se enviará al vehículo autónomo Bluefin-21 para confirmar la presencia del avión en la zona. En una entrevista con la radio australiana ABC, Houston dijo hoy que el Bluefin-21 podría comenzar a operar a lo largo del día, aunque aún debe discutirse este asunto. "Me imagino que estamos llegando a ese punto", agregó este exmilitar australiano al referirse al despliegue de este aparato de cinco metros de largo capaz de descender hasta los 4,500 metros.

"Los cálculos de la zona de búsqueda apuntan exactamente ahí donde estamos captando esas transmisiones", añadió el coordinador del operativo multinacional. Con las baterías de las cajas negras a punto de agotarse, Houston dijo que "es absolutamente imperativo encontrar algo más" y mostró su confianza en que, una vez se sumerja, el Bluefin-21 pueda hallar los restos del avión. "Desafortunadamente con el paso del tiempo, las corrientes oceánicas y todo lo demás, en particular el ciclón que pasó por el área en los últimos días, las probabilidades de hallar algo en la superficie se desvanecen", precisó.

El Bluefin-21 opera principalmente como un aparato acústico durante 20 horas y al captar algún elemento inusual en el piso oceánico retorna a la superficie para ser equipado con una cámara de vídeo. La búsqueda de hoy se centra en un área de 77,580 kilómetros cuadrados situada a 2,268 kilómetros al noroeste de Perth, indicó el Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas en su último comunicado. Once aviones militares, tres civiles, y 14 barcos participan en el operativo, con buenas condiciones meteorológicas, que se centra principalmente en las profundidades del océano pero continúa con la búsqueda aérea en la superficie marina.

Los equipos de rescate también trabajan en la zona donde el barco chino Haixun 01 detectó señales el viernes y sábado en un punto situado a unos 600 kilómetros al sur del lugar donde está desplegado el Ocean Shield.