Submarino británico se suma a búsqueda del vuelo MH370

El submarino nuclear HMS Tireless, en activo desde 1984, cuenta con una tripulación de 148 personas, que se "coordinará de cerca" con las embarcaciones australianas y estadunidenses en la zona ...
Un tripulante de una avioneta japonesa de la Guardia Costera inspecciona el Océano Índico en busca de restos del avión
Un tripulante de una avioneta japonesa de la Guardia Costera inspecciona el Océano Índico en busca de restos del avión (AFP)

Perth

Un submarino nuclear británico se sumó este miércoles a las operaciones de búsqueda del vuelo MH370 en el Océano Índico, donde hasta el momento no se ha encontrado rastro del avión de Malaysia Airlines desaparecido el 8 de marzo con 239 personas a bordo. Asimismo, el primer ministro malasio, Najib Razak, tenía previsto visitar este miércoles la ciudad australiana de Perth, desde donde se coordina el operativo de búsqueda, y reunirse con su par australiano Tony Abbott.

Pese a la intensa búsqueda en aguas del Índico tanto con aviones como barcos todavía no se ha encontrado ningún rastro del avión. "Ningún acontecimiento significativo que informar", dijo la Autoridad Australiana de Salvamento Marítimo en la red social Twitter después del regreso a la base de diez aviones que trataban de detectar algún rastro del Boeing 777 en las aguas inhóspitas del mayor océano del planeta.

La Marina Real inglesa anunció que el submarino nuclear HMS Tireless llegó a la zona y espera que sus medios técnicos avanzados "pueda contribuir a los intentos de encontrar el avión perdido". Este es el primer submarino que se incorpora a las operaciones de búsqueda, que se centrará en las cajas negras del Boeing 777 que desapareció cuando realizaba el vuelo MH370 con destino a Pekín.

El HMS Tireless se sumará a la fragata HMS Echo, la otra embarcación que ha aportado el Reino Unido a las labores de búsqueda en una extensa zona del Índico, a unos 1,850 kilómetros al oeste de Pekín, y que ayudará al navío australiano Ocean Shield, dotado con un detector de cajas negras estadunidense.

El submarino, en activo desde 1984, cuenta con una tripulación de 148 personas, que se "coordinará de cerca" con las embarcaciones australianas y estadunidenses en la zona, según explicó un portavoz del Ministerio de Defensa a la cadena BBC. El HMS Tireless recibió la orden de dirigirse hacia aguas del Índico hace una semana y llegó ayer a la zona.

El responsable australiano de la búsqueda, Angus Houston, afirmó hoy que la operación para encontrar los restos del avión malasio podría alargarse durante "mucho tiempo". "No necesariamente es algo que se resuelva en las próximas dos semanas", dijo en una rueda de prensa en la ciudad australiana de Perth el primer responsable del Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas. Y es que el tiempo se agota.

"Tenemos cerca de una semana, pero la duración de la batería dependerá de la temperatura del agua y de la profundidad a la que se encuentre", dijo el ministro de Defensa australiano, David Johnston, en declaraciones a la radio local ABC. Las señales que emiten las cajas negras, que contienen los datos del vuelo y las conversaciones de los pilotos que podrían arrojar alguna luz sobre lo que le ocurrió al avión- tienen una duración de 30 días, es decir, en principio, hasta el 8 de abril.

La mala visibilidad dificultó hoy la búsqueda del avión y sigue sin encontrarse rastro alguno del aparato en el sur del océano Índico, donde varios equipos rastrean el área desde hace trece días, informó la Autoridad de Seguridad Marítima Australiana (AMSA). Un total de diez aviones y nueve barcos participaron hoy en la búsqueda, aun cuando el rastreo sólo se pudo hacer parcialmente debido a las desfavorables condiciones meteorológicas.

En otro orden, las nuevas declaraciones de las autoridades de aviación malasia sobre las últimas palabras de la tripulación del vuelo MH370 desataron las conjeturas. Hasta ahora se había señalado que habían sido las poco usuales "Alright, good night" (algo así como: Todo bien, buenas noches). Pero hoy las autoridades de aviación corrigieron estas palabras. Según indicaron, las últimas palabras que empleó la tripulación fueron: "Good night Malaysian 370" (buenas noches, vuelo Malaysia 370). Según se indicó, esa sí sería una conexión completamente normal.

Las autoridades malasias quieren ahora esclarecer con una amplia "investigación forense" si la última conexión en inglés pertenece al capitán del Boeing o a su copiloto. Las familias de los pasajeros chinos en el avión acusan a las autoridades de ocultar información por las declaraciones contradictorias realizadas.

El diario estadunidense The Wall Street Journal señala que se desperdició un tiempo precioso en la primera semana, ya que los equipos de búsqueda actuaron en la zona equivocada. El diario fundamenta esta afirmación en la edición online basándose en la falta de comunicación entre las autoridades aéreas de los países, según señalan fuentes no identificadas.

Los objetos que se han ido recuperando en los últimos días no pertenecían al avión. En la búsqueda del aparato participan más de un millar de personas en barcos y cerca de un centenar en aviones. Muchos trabajan en tierra en las tareas de coordinación.