Suben a 48 los muertos en atentado con coche bomba al sur de Siria

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó en un comunicado de que el atentado se registró al mediodía frente a una mezquita de la localidad de Al Yaduda, coincidiendo con el rezo del ...

El Cairo

Al menos 48 personas murieron y 150 resultaron heridas por el estallido de un coche bomba el viernes frente a una mezquita en la provincia de Deraa, en el sur de Siria, según la última cifra de víctimas difundida hoy por los activistas.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó en un comunicado de que el atentado se registró al mediodía frente a una mezquita de la localidad de Al Yaduda, coincidiendo con el rezo del viernes.

Entre las víctimas mortales de la explosión, de la que los activistas locales acusaron a las fuerzas del régimen sirio, figuran tres niños y catorce combatientes rebeldes.

El Observatorio, cuyo primer recuento ayer señalaba diez muertos, no descartó que siga aumentando el balance final de fallecidos porque entre los heridos hay decenas en estado grave.

Los medios oficiales sirios no informaron sobre este atentado, aunque sí dijeron que las fuerzas armadas lograron evitar la infiltración de "terroristas" desde Jordania a Deraa y abatieron a decenas de ellos.

Las tropas leales al presidente Bachar al Asad intentan desde ayer avanzar hacia Al Yaduda, y están librando duros combates con los insurgentes en los alrededores de la localidad.

Además, el ejército bombardeó varias zonas de la provincia de Deraa y se enfrentó a brigadas rebeldes también en la aldea de Sheij Meskin, donde hay informaciones de bajas en ambos bandos.

Deraa se ha visto muy castigada por la violencia esta semana. El miércoles pasado, una veintena de civiles perdieron la vida, entre ellos seis niños y dos mujeres, y decenas sufrieron heridas en ataques aéreos del régimen contra dos poblaciones de la provincia.

El Observatorio, con sede en Londres y con una amplia red de activistas en territorio sirio, reveló esta semana que, entre el 22 de enero pasado -cuando comenzó en Ginebra la conferencia para restablecer la paz en Siria- y el martes pasado fallecieron un total de 4.959 personas en Siria, con un promedio de 236 muertos diarios.

Esa conferencia, auspiciada por la ONU y que se encuentra en su segunda ronda, reúne a representantes del régimen y la oposición siria para negociar una solución pacífica a la guerra civil, que ya dura tres años.