Star Dust, el avión que permaneció desaparecido medio siglo

La aeronave de British South American Airways desapareció en agosto de 1947 antes de llegar a Santiago de Chile.
Avión Avro 691 Lancastrian del vuelo CS-59 de British South American Airways.
Avión Avro 691 Lancastrian del vuelo CS-59 de British South American Airways. (Wikipedia)

Ciudad de México

Tras la misteriosa desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines con 239 personas a bordo el pasado 8 de marzo, han resurgido acontecimientos parecidos, sin embargo uno de los casos más recordados es el del British South American Airways, desaparecido por más de medio siglo.

La desaparición del " Star Dust", como era conocido, se suscitó el 2 de agosto de 1947 cuando el vuelo CS-59, que había salido de Buenos Aires, anunció a la torre de control del aeropuerto Los Cerillos de Santiago de Chile que aterrizaría en cuatro minutos, sin embargo ese momento no llegó.

La aeronave desapareció sin que hubiera señales de socorro o mensajes de radio, por lo que comenzó la búsqueda de los seis pasajeros y cinco tripulantes.

La localización del avión Avro 691 Lancastrian tardó más de medio siglo, por lo que durante ese tiempo se crearon diferentes teorías en torno al caso, llegando incluso a pensar en un posible sabotaje contra la empresa.

Otra de las teorías incluía extraterrestres involucrados en la desaparición ya que en el último mensaje radial se escuchaba una palabra indescifrable. El mensaje decía: "ETA (tiempo estimado de llegada) Santiago 17:45 hrs STENDEC".

Sin embargo fue hasta enero de 2000 cuando unos alpinistas encontraron restos humanos y fragmentos de una aeronave en el volcán Tupungato, en Argentina, a unos 80 kilómetros del aeropuerto de Santiago.

Tras el descubrimiento, el Ejército de ese país organizó una expedición, la cual confirmó que se trataba de los restos del Avro 691 Lancastrian.

El estudio de los restos del avión arrojó que los motores de éste no fallaron y que tampoco hubo una explosión, sino que solamente se impactó contra la montaña, lo que causó una avalancha que ocultó los escombros y los cuerpos de las víctimas.

La conclusión fue que una corriente de viento alcanzó una velocidad muy alta que hizo que el avión cambiara de rumbo y esto sumado a la velocidad y poca visibilidad, hizo que el avión se estrellará contra las montañas.