Standard and Poor's rebaja de "AAA" a "AA+" la nota de la UE

Asimismo subrayó que la decisión afectaba "a la Unión Europea en tanto que prestatario supranacional. Las notas de los Estados miembros de la UE no se ven afectadas", según un comunicado.

Bruselas

La agencia de calificación de riesgos Standard and Poor's (S&P) anunció hoy que retiraba la nota "AAA" a la Unión Europea (UE) y le bajó un peldaño hasta "AA+" con el argumento de que la calidad de su crédito en conjunto "se ha reducido".

Asimismo subrayó que la decisión afectaba "a la Unión Europea en tanto que prestatario supranacional. Las notas de los Estados miembros de la UE no se ven afectadas", según un comunicado.

S&P señaló también que el descenso desde la triple A, la mejor calificación posible, en un peldaño hasta "AA+", va acompañada de una perspectiva "estable", lo que supone que en el medio plazo la agencia de calificación de riesgos la mantendrá en ese nivel.

"Creemos que el perfil financiero de la UE se ha deteriorado, y que la cohesión entre los Estados miembros se ha resentido", subraya la firma en su comunicado.

"La calificación del UE depende en parte de la capacidad y la voluntad de sus miembros para apoyarla", dijo S&P, que subrayó que el cambio en la calificación de la Unión "no afecta a las calificaciones soberanas de los Estados miembros individuales".

Añadió que en su opinión "la solvencia en su conjunto de los Veintiocho miembros de la UE se ha reducido".

El comunicado de S&P también indica que "las negociaciones presupuestarias de la Unión son cada vez más difíciles, lo que consideramos que supone un aumento de los riesgos al apoyo de la UE por algunos Estados miembros".

"En consecuencia, hemos reducido la calificación de riesgo a largo plazo en la UE hasta "AA+", y confirmamos que es de "A-1+" en el corto plazo", precisó, al tiempo que subrayó que esa perspectiva estable refleja a su juicio que "la capacidad y voluntad de los Estados miembros con una más alta calificación inclina los riesgos hasta el nivel AA+".

En enero de 2012 la UE ya había recibido una advertencia de calificación a la baja por parte de Standard and Poor's, que entonces revisó a negativa la perspectiva de evolución de la nota.

En la actualidad solo hay seis países en la UE que tienen la codiciada triple A, pues en los últimos meses algunos de sus miembros más destacados como Francia u Holanda han perdido la más alta nota de las calificaciones de riesgos.

Asimismo indicó que además de esos países, otros como Italia, España, Malta, Eslovenia y Chipre han visto su nota reducida en los últimos meses.

La misma agencia confirmó hoy que la nota de Reino Unido a largo plazo se mantiene en "AAA", pero también advirtió que no excluye rebajarla en un peldaño el año que viene debido a que su recuperación económica es frágil.

La agencia recordó que en la actualidad la nota medida de los países contribuyentes netos al presupuesto comunitario es de "AA", un peldaño menos que la UE como entidad supranacional.

Asimismo señaló que la UE pide prestado en los mercados de capital para prestar a su vez a los Estados miembros y a algunos países terceros, al igual que a otros programas como la Comunidad Europea de la Energía Atómica (EURATOM).

La agencia calificadora de riesgos indicó que a diciembre de este año, la totalidad de los préstamos pendientes de pago de la UE totalizan 56.000 millones de euros y que esperaba que el periodo de madurez de esa cartera aumente hasta 19,5 años (desde los 12,5 años en 2013), debido a los pendientes de pago de Irlanda y Portugal.

Esos dos países juntos, según el comunicado de S&P, representan el 80 % de los créditos aún pendientes de pago de la UE.

"La posibilidad de que la UE no pueda acceder a los mercados de capitales es remota, lo que creemos que minimiza los riesgos de que los préstamos a Irlanda y Portugal pudieran no ser ampliados", subrayó.