Sorprende en Cuba designación de Jacobson en México

La designación de la principal negociadora de Washington en las conversaciones con La Habana, como próxima embajadora de EU en Cuba sorprendió en la isla, donde se cree que "entre el 9 y el 12" de ...
Roberta Jacobson, espera la confirmación del Senado para viajar a México y hacerse cargo de la embajada de EU
Roberta Jacobson, responsable de la delegación negociadora de EU con Cuba, durante una intervención en Washington (EFE)

La Habana

La designación de Roberta Jacobson, principal negociadora de Washington con La Habana, como próxima embajadora de Estados Unidos en México fue recibida con asombro en Cuba, donde se especula que “entre el 9 y el 12” de la semana próxima ambos gobiernos podrían reabrir sus embajadas.

Los medios oficiales informaron  de la designación sin hacer comentarios, aunque el noticiero de la televisión estatal destacó este mediodía la carrera de Jacobson en el Departamento de Estado, elogio poco común en la prensa nacional.

Jacobson encabeza a los negociadores de EU desde que Washington y La Habana anunciaran el 17 de diciembre la intención de normalizar sus relaciones tras medio siglo de confrontación, y se espera que siga al tanto de este tema mientras transcurre el proceso de ratificación en el Senado de su país.

Hasta esta tarde la cancillería cubana no había hecho comentario alguno al respecto, mientras entre diplomáticos estadunidenses destacados en la isla corría el rumor de que la semana próxima sería izada la bandera de su país en la actual Sección de Intereses de EU en La Habana.

Ese acto simbólico marcaría la reapertura de una embajada estadunidense en Cuba,  54 años después de que Washington cerrara su misión diplomática en la isla. Desde la inauguración de sección de intereses en La Habana y Washington por acuerdo de los dos gobiernos en 1977, Suiza representa los intereses de cada parte.

El Departamento de Estado de EU informó que Jacobson se mantendrá al frente de las negociaciones por el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba, hasta ser confirmada en su nuevo cargo de embajadora en México.

"Hasta que sea confirmada en ese puesto ella sigue siendo Subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental y seguirá en ese puesto", dijo la portavoz de la cancillería estadunidense, Marie Harf. Al ser consultada si Jacobson precisaría alejarse temporariamente de las conversaciones con Cuba para prepararse para su nueva función, Harf dijo que la diplomática "puede hacer las dos cosas al mismo tiempo".

A diferencia del trámite expedito que se espera en el Senado con Jacobson, actual subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental, voceros del legislativo han dicho que “bloquearan cualquier designación” de un candidato a embajador en la isla.

“Me opondré a cualquier potencial embajador estadunidense hasta que no se aborden satisfactoriamente” los temas de “reformas políticas y progreso en materia de derechos humanos” en Cuba, dijo el senador y precandidato presidencial republicano, Marcos Rubio.

Analistas en la isla consideran que “Jacobson, comprometida con la política provocativa de EU hasta el 17 de diciembre, parece haber cumplido la misión de encaminar las negociaciones para la apertura de embajadas, y dejar en manos de otro funcionario el complicado y largo camino que vendrá después hacia la normalización de relaciones”.

Jacobson, que entiende y habla español, ascendió en el Departamento de Estado desde que ingresó como interna,  llegando a desempeñar uno de los principales cargos diplomáticos hacia América Latina, al reemplazar en 2012 a Arturo Valenzuela.

En el Departamento de Estado, Jacobson fue directora del Departamento de Asuntos Mexicanos entre 2003 y 2007, cuando pasó a desempeñarse como subsecretaria adjunta para Canadá, México y el NAFTA.

Desde que Cuba y Estados Unidos anunciaron el 17 de diciembre el inicio de un proceso de aproximación diplomática, Jacobson encabezó todas las negociaciones por el lado estadunidense, junto a la diplomática cubana Josefina Vidal.

En este contexto y como parte de la batalla legislativa por el tema Cuba en el Congreso, hoy trascendió en Washington la presentación de un proyecto de ley que prohíbe el financiamiento de una embajada de EU u otra oficina diplomática en la isla.

La Casa Blanca, en tanto, anunció este mismo día que está dispuesta a vetar otro proyecto de ley dirigido a restringir los viajes a Cuba, aprobados para 12 categorías  de estadunidenses, entre ellos empresarios, artistas, deportistas y  científicos. Ambos proyectos son promovidos por el lobby anticastrista en  el Congreso, que se encuentra en abierto enfrentamiento a la administración demócrata.