Avión Solar Impulse 2 llega a Hawai, bate récord de vuelo en solitario

El avión, impulsado por energía solar, logró cumplir la etapa más difícil de su vuelta al mundo, pilotado por el veterano aviador suizo Andre Borschberg, empleando cinco días en recorrer los 8,200 ...

Kapolei

El avión ecológico Solar Impulse 2 batió el récord de vuelo en solitario en su intento de dar la vuelta al globo sin consumir más que una carga de combustible, cuando aterrizó en Hawai el viernes y cumplió la etapa más difícil de su travesía.

Horas antes, el hidróptero del mismo nombre, una especie de trimarán alado, atracaba en el mismo archipiélago estadunidense en el Pacífico tras zarpar desde Los Ángeles hace diez días.

En cambio el avión Solar Impulse 2, pilotado por el veterano aviador suizo Andre Borschberg, demoró cinco días en recorrer el histórico trayecto de unos 8.200 km desde Japón hasta Hawái. La nave alimentada con energía solar aterrizó suavemente hacia las 16:00 GMT en el aeropuerto Kalaeloa de la principal isla hawaiana, Oahu.

"Acabamos de aterrizar en Hawái con @solarimpulse! Para @BertrandPiccard y para mí, es un sueño hecho realidad", tuiteó Borschberg triunfalmente tras completar la escala más peligrosa de su vuelta al mundo.

Borschberg y Bertrand Piccard se han estado alternando para volar en solitario el Solar Impulse durante este desafío. Esta última etapa, de Japón a Hawai, le ha tocado a Borschberg y es la octava de las trece escalas previstas.

Su colega de aventuras, Piccard, mostró su entusiasmo a la llegada del avión y del piloto. "Es difícil creer lo que veo: ¡el Solar Impulse 2 en Hawai! Pero nunca dudé que @AndreBorschberg lo pudiera lograr", escribió en Twitter. El avión experimental tocó suelo hawaiano poco después del amanecer entre las ovaciones y aplausos del equipo en tierra.

No se trató solamente del viaje más largo --tanto en tiempo como en distancia-- que realiza un avión alimentado con energía solar, sino que además el aviador batió el récord de vuelo en solitario más largo del mundo.

El viaje dejó exhausto al piloto y su equipo había dicho el jueves, cuando faltaban poco más de 1.000 kilómetros para llegar, que las últimas 24 horas habían sido "particularmente difíciles".

Récord fácil

El viaje desde Japón hasta Hawái tomó exactamente cuatro días y 22 horas, durante los cuales el aviador durmió siestas de sólo 20 minutos para mantener el control de la nave.

Borschberg rompió fácilmente el récord previo de vuelo en solitario, establecido por Steve Fossett al navegar 76 horas y 45 minutos en 2006. Su rival y colega Richard Branson, también aviador, tuiteó sus felicitaciones a Borschberg justo antes de que su competidor aterrizara.

"Felicitaciones @SolarImpulse por batir el récord de @VirginGlobalFlyer de un viaje en solitario, sin escalas y sin cargar combustible. Es un gran paso adelante", destacó. Borschberg viajó solo y dependía totalmente de sí mismo en una cabina no presurizada de 3.8 metros cúbicos. En las ocasiones en que viajó a altitudes de más de nueve mil metros, debió usar tanques de oxígeno para respirar.

El Solar Impulse 2, que partió de Abu Dhabi a principios de año, tiene 17 mil células fotovoltaicas en sus alas y una batería de litio recargable que le permite volar durante la noche. Su envergadura es mayor a la de un jumbo jet, pero pesa sólo 2.3 toneladas, casi lo mismo que un automóvil.

El trimarán también llega, pero sin récord

Horas antes, el hidróptero Solar Impulse pilotado por el francés Alain Thébault, una especie de trimarán alado, llegaba a la isla tras navegar diez días (más de 2,215 millas naúticas, 4,102 km) desde Los Ángeles (California, oeste de EU). Pero no logró batir el récord de 2005 de Olivier de Kersauson, tal y como esperaba inicialmente el navegante.

No obstante, "el hidróptero se convierte en el primer velero volador hidroala que atraviesa un océano. El récord de la travesía Transpacífica no se ha batido", indicó el equipo del hidróptero en un comunicado.

Pero, "a pesar de las condiciones claramente desfavorables, Alain Thébault y su tripulación tomaron la decisión de lanzarse para no faltar a una cita histórica" con el avión solar Solar Impulse 2, añadió.

"Un encuentro de dos monstruos de la tecnología, de dos pioneros en este ámbito, con un único mensaje: +Use clean energy+ (usen las energias limpias)", señaló el texto.

El hidróptero, un trimarán de 18.28 metros, navega lentamente, pero cuando el viento acelera se levanta sobre sus velas, replegadas 45 grados sobre unos planos oblicuos. En 2009 batió un récord de velocidad a la vela, a más de 80 y 100 nudos (entre 150 y 180 km/hora).