'Narcos' y grupos policiacos 'silencian' a reporteros en AL

La Sociedad Interamericana de Prensa hizo un llamado a frenarel “marcado deterioro” de la libertad de expresión en esta zona.
Propietarios de periódicos clausuraron la 70 reunión en Chile.
Propietarios de periódicos clausuraron la 70 reunión en Chile. (Mario Ruiz/EFE)

Santiago

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) concluyó ayer en Santiago de Chile su 70 asamblea general con un llamado de alerta sobre el "marcado deterioro" que ha sufrido la libertad de expresión en América en el último semestre.

La entidad puso el acento en su cita anual, en la que participaron más de 300 delegados y conferencistas de 22 países, en el retroceso de la libertad de prensa motivado, principalmente, por un aumento de la censura, tanto directa como indirecta, y de la violencia física contra los periodistas.

Según la SIP, 11 periodistas fueron asesinados en los últimos seis meses en América Latina a manos del crimen organizado, del narcotráfico y grupos parapoliciales vinculados a gobiernos.

Honduras y Paraguay registraron cada uno tres asesinatos de periodistas, mientras que en México sucedieron dos casos más y un informador fue asesinado en El Salvador, Colombia y Perú.

Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, explicó que la violencia contra los profesionales de la prensa se ha convertido en una "masacre" que provoca efecto de "autocensura" en los periodistas.

La SIP denunció que reporteros en casi todos los países de América sufrieron agresiones físicas, especialmente en Venezuela, donde "las fuerzas policiales y grupos parapoliciales bajo las órdenes del gobierno han dejado un saldo de varios periodistas heridos".

También se registraron agresiones contra periodistas durante la cobertura de procesos electorales en Bolivia, Brasil y Perú, así como durante las protestas sociales-raciales en la ciudad de Ferguson (EU) y en algunas ciudades brasileñas.

También se censuró a medios en Ecuador.

La organización denunció que el gobierno venezolano sigue negando divisas para la compra de insumos para los medios impresos, lo que ha provocado problemas de escasez de papel en 30 periódicos y otros 12 rotativos dejaron de publicarse por ese motivo.

Además, la falta de transparencia y el acceso a la información pública siguen siendo un escollo para el libre ejercicio del periodismo en Argentina, Bolivia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Perú, y República Dominicana.

En Estados Unidos, añadió la SIP, el gobierno mantiene su tendencia de prohibir a funcionarios hablar con la prensa, mientras la seguridad nacional se ha convertido en el argumento para restringir el acceso a la información desde los atentados del 11 de septiembre de 2001.

La SIP agrupa a dueños y directores de mil 300 publicaciones de toda América, con una circulación de 43 millones de ejemplares.