Socialdemócratas canadienses abolirán Senado si llegan al poder en octubre

El líder del Nuevo Partido Democrático, principal partido de la oposición, Thomas Mulcair, anunció hoy que en la plataforma electoral para los comicios de octubre incluye negociaciones para ...
El líder socialdemócrata canadiense, Thomas Mulcair, es un izquierdista que quiere defender a la clase media y suprimir el Senado
El líder socialdemócrata canadiense, Thomas Mulcair, decidido a suprimir el Senado (Archivo)

Toronto

El principal partido de la oposición en Canadá, el socialdemócrata Nuevo Partido Democrático (NPD), dijo hoy que abolirá el Senado canadiense si llega al poder tras las elecciones generales previstas para octubre de este año.

El líder del NPD, Thomas Mulcair, declaró hoy en Ottawa que la plataforma electoral con la que su formación acudirá a las elecciones generales incluirá abrir negociaciones para abolir el Senado.

"En octubre, el NPD buscará un claro mandato de los votantes canadienses. Queremos un mandato para ser capaces de seguir conversando con las provincias para la abolición del Senado", dijo Mulcair, tras la reunión semanal del grupo parlamentario socialdemócrata.

Informe revela posible fraude

Las palabras de Mulcair se divulgaron un día después de que la Oficina del Auditor General de Canadá diera a conocer un informe que señala que durante los últimos dos años, 30 senadores y ex senadores abusaron del sistema de compensación de gastos y dijera que nueve de ellos pueden haber cometido fraude.

El informe señaló que los senadores solicitaron reembolso de gastos por vacaciones, entradas para eventos deportivos, viajes personales y renovaciones en sus viviendas.

Además de los 30 señalados en la auditoría, otro senador está siendo juzgado por fraude, otro espera juicio y una tercera senadora está siendo investigada por la Policía, y esos tres legisladores pertenecen al gobernante Partido Conservador.

Otro destacado senador conservador abandonó el partido el viernes, tras filtrarse que es uno de los incluidos en la auditoría. Tanto el gobernante Partido Conservador como la tercera formación del país, el Partido Liberal, se han negado a abolir el Senado y se han negado a plantear su abolición.

Los 105 legisladores de la Cámara Alta no son elegidos democráticamente, sino que son nombrados por el primer ministro canadiense que no necesita justificar su decisión. Una vez nombrados, los senadores no pueden ser expulsados del Senado y se mantienen en el cargo hasta que cumplen 75 años de edad.

La Constitución canadiense señala que el Senado solo puede ser reformado con la aprobación de todas las provincias -un total de diez- que constituyen Canadá. Desde que llegó al poder en 2006, el primer ministro, el conservador Stephen Harper, ha nombrado 59 senadores, todos ellos conservadores.