Nuevo sismo de magnitud 7 golpea el suroeste de Japón

El temblor que se sintió en la noche del viernes en la misma zona donde anteriores sismos dejaron el jueves nueve muertos fue más intenso que el original, y desató una alerta de tsunami ya ...
 La Agencia Meteorológica de Japón situó la magnitud del temblor en 5.1 grados y explicó que sus ondas sísmicas fueron "muy similares" a las producidas por las tres detonaciones nucleares que ha realizado Corea del Norte.
Un sismo de 7.1 grados sacudió el suroeste de Japón. (Reuters)

Tokio

Un terremoto de magnitud 7.0 sacudió la noche del viernes el suroeste de Japón, en la misma zona golpeada el jueves por un sismo que dejó al menos nueve muertos.

El terremoto de magnitud 7.1, según la agencia meteorológica japonesa y 7.0 en la escala del Instituto de Geofísica estadunidense (USGS), se produjo a la 01:25 hora local (16:25 hora GMT del viernes) y desató una alerta de tsunami en la costa oeste de la isla de Kyushu, que posteriormente fue levantada.

El nuevo movimiento telúrico es el más fuerte registrado desde que el jueves un temblor de magnitud 6.5 golpeó la isla y provocó nueve muertos y 900 heridos, de los cuales 50 están graves.

Desde entonces, se han registrado más de cien réplicas en la zona, por donde pasa una falla geológica que atraviesa la región. "El último terremoto se sintió tan fuerte, o incluso más fuerte que el sismo original", dijo a la AFP Shotaro Sakamoto, agente de la prefectura de Kumamoto.

La cadena de televisión NHK informó que el nuevo terremoto dejó varios heridos y provocó el hundimiento de un puente en la ciudad de Kumamoto, aunque esta información no pudo ser confirmada de manera inmediata.

Las imágenes de televisión muestran a personas atrapadas bajo escombros en varias localidades. Japón, situado en la intersección de cuatro placas tectónicas, sufre cada año más del 20% de los sismos más fuertes del planeta.

Los japoneses son todavía más sensibles a los peligros de los temblores desde el tsunami de marzo de 2011, que mató a unas 18,500 personas y provocó un grave accidente nuclear en la central de Fukushima.