Al-Sisi asume la presidencia en Egipto

"Juro por Dios guardar lealtad al régimen de la república, respetar la Constitución y la ley, proteger los intereses del pueblo en su totalidad y preservar la independencia de la patria, su ...

Madrid

El presidente electo de Egipto, Abdel Fatah Al-Sisi, antiguo jefe del ejército, tomó hoy juramentado de su cargo en la sede del Tribunal Constitucional Supremo en el Cairo, en medios de fuertes medidas de seguridad.

Al Sisi juró el cargo ante 13 magistrados de la Corte encabezados por su titular y también presidente de la Comisión Electoral Suprema (CES), Anuar al Asi.

Anuar el Asi, explicó que la asamblea general de la corte "se reúne en una ocasión histórica para que jure el presidente de la República, tras conseguir la confianza del pueblo egipcio para llevar su bandera y continuar con honradez la misión que Mansur le ha transferido".

"Juro por Dios guardar lealtad al régimen de la república, respetar la Constitución y la ley, proteger los intereses del pueblo en su totalidad y preservar la independencia de la patria, su unidad y la integridad de su territorio", señaló Al Sisi

Después de la ceremonia de toma de posesión, Al-Sisi se dirigió al palacio presidencial de Al-Ittihadiya, donde fue recibido con una salva de 21 disparos antes de inspeccionar las guardias de honor.

Después de un discurso del presidente interino Adly Mansour, tanto él como el mandatario Al-Sisi firmaron un documento de traspaso de poderes; la primera en la historia política de Egipto.

Un número significativo de líderes árabes y del mundo asistieron a la ceremonia en la capital egipcia.

Tras la investidura, el nuevo mandatario egipcio ofrecerá en el palacio presidencial una recepción a la que acudirán delegaciones de otros países.

Más de un millar de invitados extranjeros, incluidos los monarcas de Bahréin y Jordania, el emir de Kuwait y los príncipes herederos de Arabia Saudita y Emiratos Árabes, acudieron a las celebraciones por la toma de posesión de Al Sisi.

También han acudido al acto los presidentes de Chipre, Guinea Ecuatorial, Chad, Eritrea y Mali.

La plaza, rodeada por alambradas y tropas del ejército, será usada hoy por los partidarios de Al-Sisi para realizar celebraciones masivas e incluso un concierto en honor del hombre que, según sus partidarios, devolverá la estabilidad a Egipto.

Sin embargo, la Alianza Nacional en Apoyo a la Legitimidad, coalición liderada por la organización islamista egipcia Hermanos Musulmanes, a la que pertenece el ex presidente Mursi, ha convocado una manifestación para hoy en señal de rechazo a la asunción de Al-Sisi.

Al-Sisi fue declarado el presidente del país la semana pasada, para un periodo de cuatro años, después de ganar el 96.6 por ciento de la votación, superando el único otro contendiente, Hamdeen Sabahi.

El ex mariscal adquirió popularidad en Egipto tras encabezar el año pasado, el golpe de Estado contra el entonces presidente Mohamed Mursi, quien llegó al poder bajo el amparo de los Hermanos Musulmanes, en medio de manifestaciones masivas en contra de su gobierno.

Durante la campaña electoral, Al Sisi prometió llevar a cabo importantes reformas económicas y crear en el país más de 20 ciudades industriales, 26 centros turísticos y ocho aeropuertos nuevos.

El ex jefe del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas de Egipto renunció a todos sus cargos para presentarse a los comicios.

Tras la revolución egipcia de 2011, Al-Sisi fue ascendido a Comandante en jefe del ejército y Presidente del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas en sustitución de Mohamed Hussein Tantawi.

Asimismo, desempeñó el cargo de Ministro de Defensa y de Producción Militar en el gobierno de Mohamed Mursi.