Siria ya es miembro oficial de la OPAQ

El director general del organismo pide tregua temporal para facilitar inspecciones
Un coche bomba dejó ayer 27 muertos en Darkush, frontera con Turquía.
Un coche bomba dejó ayer 27 muertos en Darkush, frontera con Turquía. (AP)

Estambul y Damasco

El gobierno sirio se sumó ayer oficialmente a la convención de las Naciones Unidas que prohíbe las armas químicas, según confirmó el vocero de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), Michael Luhan.

“Siria se convierte a partir de hoy (ayer) en miembro pleno de la convención”, dijo Luhan, en la misma jornada en que tres de los seis trabajadores secuestrados del Comité Internacional de Cruz Roja (CICR) fueron liberados.

Los trabajadores del CICR y el cooperante de la Media Luna Roja fueron capturados el domingo en la provincia de Idlib, en el norte del país.

La prensa estatal local acusó del secuestro a “terroristas”, el término con el cual el gobierno sirio se refiere a los rebeldes, mientras que el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en el Reino Unido, confirmó indirectamente el sesgo de la autoría al responsabilizar del secuestro al Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS), grupo ligado a la red terrorista Al Qaeda.

El gobierno del presidente Bashar al Asad se comprometió en septiembre a ratificar la convención ante las presiones de Estados Unidos y Rusia para que destruya sus arsenales químicos tras el ataque contra rebeldes y población civil el pasado 21 de agosto en las afueras de Damasco que habría dejado, según EU unos mil 400 civiles muertos, de ellos 400 mujeres y niños.

El titular de la OPAQ, Ahmet Uzumcu, pidió treguas temporales en Siria para facilitar las inspecciones de sus expertos.

Añadió que aunque el gobierno facilita el acceso del equipo a las plantas de producción, es difícil llegar a las áreas bajo control rebelde.

“Los territorios cambian de manos de un día a otro, por lo que pedimos a todas las partes apoyar esta misión”, declaró.

En tanto, al menos 27 personas fallecieron y decenas resultaron heridas al explotar ayer un coche bomba en Darkush (frontera con Turquía).