Siria afirma que los bombardeos de EU no debilitaron al Estado Islámico

El canciller sirio Walid Muallem aseguró que los ataques aéreos no han debilitado al Estado Islámico, mientras el puesto fronterizo de Kobane es escenario de combates por primera vez.
Un avión caza francés aterriza en una base en el desierto tras una misión de ataque a posiciones yihadistas en Siria
Un avión caza francés aterriza en una base en el desierto tras una misión de ataque a posiciones yihadistas en Siria (AFP)

Beirut

Los bombardeos contra el grupo Estado Islámico (EI) que lleva a cabo en Siria desde hace dos meses la coalición liderada por Estados Unidos no han debilitado a los yihadistas, estimó el ministro de Relaciones Exteriores sirio, Walid Muallem.

"¿Es Daesh (acrónimo del EI en árabe) más débil hoy después de más de dos meses de ataques de la coalición? Todos los indicadores demuestran que no", aseguró Muallem en una entrevista concedida el viernes a la cadena Al Mayadeen, con sede en Beirut.

Según él, los ataques no tendrán ningún impacto mientras Turquía, acusada por el régimen sirio de dejar pasar a yihadistas, no controle su frontera. "Si Estados Unidos y los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU no hacen un gran esfuerzo por obligar a Turquía a controlar su frontera (...), ni siquiera los bombardeos de la coalición lograrán acabar con Daesh", afirmó el ministro.

Los ataques aéreos de la coalición en Siria desde el 23 de septiembre mataron a 963 personas, entre ellas 838 yihadistas, 72 del Frente Al Nosra (rama de Al Qaida en Siria), 52 civiles y un rebelde islamista, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos.

La entrevista de Muallem tuvo lugar en Moscú, donde abordó con el presidente Vladimir Putin la forma de reactivar el diálogo entre el régimen y la oposición. En una entrevista con Al Manar, cadena del Hezbolá chiita libanés aliada de Damasco, Muallem valoró positivamente la visita, diciendo que las dos partes establecieron "un mecanismo" para sentar las bases de un diálogo.

"Rusia quiere un diálogo (...) intersirio sin injerencias exteriores", dijo. "Es lo que queremos nosotros, pero la operación requiere más tiempo (...) y que la oposición reevalúe sus posicionamientos anteriores".

El ministro se refería a la principal reivindicación de la oposición desde el comienzo de la revuelta en marzo de 2011, es decir el derrocamiento del presidente Bashar al Asad, a lo que Damasco se opone categóricamente. Las negociaciones de este año en Ginebra fracasaron en la búsqueda de una solución a la guerra que ya se ha cobrado 200 mil vidas.

Combates en Kobane

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) y los kurdos libraban combates este sábado por primera vez en el puesto fronterizo entre la ciudad siria de Kobane y Turquía, informaron una ONG y un responsable turco.

"En la zona estallaron por primera vez enfrentamientos tras dos ataques yihadistas de madrugada en el puesto fronterizo que separa Turquía de Kobane", informó a la AFP Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

Un yihadista cometió un ataque con coche bomba y otro con un cinturón de explosivos, afirma la ONG, que cuenta con una red de fuentes médicas, militares y civiles en Siria.

Entonces estallaron enfrentamientos con las YPG, las unidades de protección del pueblo kurdo, una milicia que defiende la tercera ciudad kurda de Siria, de la que intentan apoderarse los yihadistas desde hace más de dos meses.

"El EI llevó a cabo ataques a una veintena de metros del puesto fronterizo (del lado sirio), todavía bajo control de las YPG, y estallaron violentos combates a las 05:00 hora local", afirmó un responsable turco local. "Se oyeron dos explosiones, podría tratarse de un ataque suicida o de un atentado con bomba", añadió.

Desde la ofensiva lanzada por el EI el 16 de septiembre, parte de Kobane se encuentra bajo control de los yihadistas y algunas zonas en poder de combatientes kurdos. Los kurdos lograron frenar la ofensiva y recuperar una parte del terreno perdido gracias a los ataques de la coalición liderada por Estados Unidos y a los refuerzos de combatientes kurdos de Irak.

Pero si los yihadistas consiguen tomar el puesto fronterizo, situado al norte de Kobane, los kurdos quedarían sitiados.