"En Siria se cometen asesinatos a escala industrial": ex fiscales de la ONU

El británico Desmond Lorenz de Silva y el estadunidense David Crane, ambos ex fiscales jefe del tribunal especial para Sierra Leona, denunciaron una política criminal no vista "desde el ...
Sirios rezan ante los cuerpos de fallecidos en la represión en la ciudad de Hula
Sirios rezan ante los cuerpos de fallecidos en la represión en la ciudad de Hula (Reuters)

Ginebra

El régimen del presidente sirio, Bashar al Asad, aplica una política de "asesinatos a escala industrial no vista desde el Holocausto", según dos de los autores que denunciaron la tortura y muerte sistemática de al menos once mil personas en los centros de detención de Siria.

El pasado 21 de enero se hizo público un informe elaborado por un bufete británico por encargo del Gobierno de Catar y redactado por tres ex fiscales internacionales, basándose en el análisis forense de 55 mil imágenes digitales, que denunciaba la tortura y asesinato de al menos once mil personas.

Dos de ellos, el británico Desmond Lorenz de Silva y el estadunidense David Crane, ambos ex fiscales jefe del tribunal especial para Sierra Leona, participaron hoy en Ginebra en un evento paralelo a la vigésimo-sexta sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas sobre lo que sucede en Siria.

"El equipo que formamos con Crane y con (Geoffrey) Nice - fiscal en el caso contra el ex presidente de la antigua Yugoslavia Slobodan Milosevic- acumulábamos más de cien años de experiencia en juzgar evidencias y testimonios, y concluimos sin ningún lugar a dudas que las fotografías eran reales y que lo que nos contó quien las tomó era sincero", afirmó de Silva.

Las fotografías, que muestran cuerpos destrozados por los golpes, muchos sin ojos y con rastros evidentes de haber sido víctimas de torturas, fueron sacadas del país por un fotógrafo -identificado sólo como "César" por seguridad- de la Policía militar siria que se encargaba de certificar las defunciones del régimen.

Los médicos forenses concluyeron que el 62 por ciento de los cuerpos además de haber sido torturados presentaban signos de haber muerto por inanición. "Este comportamiento es una política de Estado. En Siria se asesina a escala industrial", agregó de Silva.

Por su parte, Crane recordó que dichos actos, que definió como "asesinatos en serie nunca vistos desde el Holocausto" sucedieron entre septiembre de 2011 y agosto de 2013 en tres de los 54 centros de detención de los que se tiene constancia. "Hagan ustedes mismos los cálculos, si en tres centros se torturó y asesinó a once mil personas, imaginen en 54", dijo.

Precisamente, la representante rusa presente en la sala cuestionó la veracidad de las fotos, la existencia misma del fotógrafo, el hecho de que fueran centros de detención del régimen, e incluso de que fueran tomadas en Siria. "Creen que el Gobierno sirio sería tan estúpido de catalogar sus propias violaciones", preguntó la representante rusa.

De Silva se encargó de responder, preguntando a su vez a la representante rusa si dudaba de la integridad y profesionalidad de tres ex procuradores de Tribunales internacionales establecidos por Naciones Unidas.

Además, de Silva recordó que todos los cuerpos estaban marcados con nombre y apellidos y con un número que identificaba el centro de detención en Siria donde habían sido torturados, aunque en las fotos que se hicieron públicas estos datos estaban ocultos para no herir la sensibilidad de los familiares en caso de que éstos pudieran verlas.

En el evento participaron dos víctimas del régimen, Ala Al Cizawi y Nawar Shaban, que narraron las atrocidades que tuvieron que padecer. "No hace falta que preguntéis si Ala fue violada, todos los detenidos fuimos violados repetidas veces, hombres y mujeres, además de golpeados y torturados diariamente. Ala fue violada con una barra eléctrica", confesó Shaban.

"Estas torturas y asesinatos en masa constituyen crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Estoy seguro de que algún día, tarde o temprano, Bashar al Asad se enfrentará a la Justicia por ello", concluyó Crane.