Siria e Irán, prioridades de EU en el último año del mandato de Obama

El secretario de Estado de EU, John Kerry, adelantó que el avance hacia la democracia en Siria, el desarrollo del acuerdo nuclear con Teherán, y consolidar la campaña contra el EI primarán en 2016.
John Kerry habla junto a refugiados establecidos en EU durante una visita hoy al International Rescue Committee en Silver Spring, Maryland
John Kerry habla junto a refugiados establecidos en EU durante una visita hoy al International Rescue Committee en Silver Spring, Maryland (AFP)

Washington

Avanzar hacia una transición política en Siria, implementar el acuerdo nuclear con Irán y consolidar la campaña contra el Estado Islámico (EI) serán las prioridades del último año en el poder del presidente estadounidense, Barack Obama, según adelantó hoy su secretario de Estado, John Kerry.

Un día después de que Obama pronunciara su último discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso estadunidense, Kerry habló de las ideas en las que el mandatario quiere centrarse en el plano internacional antes de abandonar la Casa Blanca, en enero de 2017.

"El trabajo que hemos hecho en los últimos años ha sentado las bases para el progreso en cada rincón del mundo", aseguró el jefe de la diplomacia estadunidense en un discurso ante la Universidad Nacional de Defensa, en Washington.

Kerry destacó la importancia del acuerdo nuclear alcanzado el año pasado entre Irán y seis potencias, y aseguró que el día en que EE.UU. y la Unión Europea (UE) puedan empezar a levantar sus sanciones a Teherán llegará "muy pronto, probablemente en los próximos días".

"Y cuando eso ocurra, estamos convencidos de que hará que tanto nosotros como nuestros aliados en todo el mundo estemos más seguros", destacó Kerry.

El titular de Exteriores estadounidense se congratuló por la creciente distensión entre EE.UU. e Irán a raíz del acuerdo nuclear, y citó como ejemplo la rápida resolución de la crisis provocada por la detención de diez marinos que estaban a bordo de dos navíos que ingresaron en aguas territoriales iraníes.

"Creo que todos podemos imaginarnos cómo se podría haber desarrollado una situación similar hace tres o cuatro años. El de hoy es un testamento al papel crucial que desempeña la diplomacia a la hora de mantener seguro y fuerte a nuestro país", afirmó Kerry.

"Llevábamos 35 años sin hablar con los iraníes" antes del acuerdo nuclear, recordó Kerry, que ahora mantiene contactos frecuentes con su par iraní, Mohamad Javad Zarif.

Menos de dos semanas antes de que comience en Ginebra la conferencia de paz para Siria, que reunirá a miembros del Gobierno y la oposición, Kerry subrayó la necesidad de llegar a una "transición política" en ese país como única vía para atajar un conflicto que ha estado activo durante la mayor parte de la presidencia de Obama.

"Será difícil. Requerirá un esfuerzo de buena fe por parte de Rusia, Irán y todos los actores" implicados para que se forme "un Gobierno unitario de transición", sostuvo Kerry. También confió en que Arabia Saudí e Irán, que rompieron sus relaciones diplomáticas este mes, eviten que sus diferencias "se interpongan en la búsqueda de una resolución" en Siria.

El titular de Exteriores de EE.UU. advirtió que Daesh, el nombre que usa para denominar al grupo yihadista Estado Islámico (EI), "se beneficia cuando los grandes poderes están enfrentados los unos con los otros", lo que imprime aún más urgencia a la paz en Siria. Kerry prometió que, aunque llevará "años", el EI "será derrotado" porque todos los países de la región se oponen a ese grupo.

También hizo hincapié en la crisis de refugiados que huyen del conflicto en Siria, al asegurar que "no es un problema sirio, ni de Oriente Medio, ni de Europa ni de África, sino un reto global de dimensiones y proporciones históricas".

Por tanto, adelantó que Obama celebrará el próximo septiembre una cumbre durante la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York para "fortalecer el sistema" mundial de ayuda humanitaria y otros mecanismos que faciliten el asentamiento de refugiados.

Además, anunció que su Gobierno planea "expandir" su programa de admisión de refugiados para acoger a ciertos inmigrantes de El Salvador, Guatemala y Honduras que huyen de la violencia en sus países, mediante centros de procesamiento gestionados por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

El plan consiste en que ACNUR ponga en marcha centros de procesamiento de refugiados en algunos países cercanos a los del triángulo norte de Centroamérica, donde los emigrantes estarían temporalmente fuera de peligro.

Kerry también destacó la importancia de aplicar el acuerdo sobre cambio climático alcanzado en París en diciembre, y dijo que ya ha visto señales de que está siendo "integrado en políticas por parte de primeros ministros" de todo el mundo.

El asesor adjunto de seguridad nacional de Obama, Ben Rhodes, reiteró hoy además que el presidente quiere que el Congreso actúe cuanto antes para ratificar el acuerdo comercial de Asociación Transpacífico (TPP) y para "levantar el embargo a Cuba".

"Creemos que (el embargo) no ha logrado su objetivo, está obsoleto, y francamente solo evita que podamos dar más pasos para mejorar las vidas del pueblo cubano", afirmó Rhodes en una conferencia de prensa.