"Sigo pensando que el señor Trump no será presidente": Obama

El presidente de EU basó su convicción en que el aspirante republicano no llegará a la Casa Blanca en que "tengo mucha fe en el pueblo estadunidense" que sabe que "ser presidente es un trabajo serio".
El presidente de EU, Barack Obama, en la conferencia de prensa tras reunirse con líderes de la ASEAN en Rancho Mirage, California
El presidente de EU, Barack Obama, en la conferencia de prensa tras reunirse con líderes de la ASEAN en Rancho Mirage, California (AFP)

Rancho Mirage

El presidente estadunidense Barack Obama afirmó hoy su convicción de que el aspirante a la Casa Blanca republicano Donald Trump no será electo presidente, y argumentó que ese cargo no tiene nada que ver con dirigir un programa de telerealidad, pese a que el magnate continúa liderando las encuestas y ya se hizo con la victoria de las primarias de Nuevo Hampshire la pasada semana.

"Sigo pensando que el señor Trump no será presidente. Y la razón es que tengo mucha fe en el pueblo estadunidense. Y creo que se dan cuenta de que ser presidente es un trabajo serio," aseveró Obama.

Obama destacó su rechazo hacia Trump, en una rueda de prensa al margen de una cumbre con diez países del Sureste Asiático, por su propuesta de prohibir que musulmanes entren a Estados Unidos y señaló que sus rivales estaban haciendo declaraciones similares "preocupantes".

Pero el presidente reservó sus más feroces críticas al multimillonario y magnate inmobiliario que hace poco ganó la elección primaria del partido republicano en el estado de New Hampshire.

Ejercer la presidencia "no tiene nada que ver con conducir un programa de entrevistas o un programa de telerealidad. No es hacer publicidad. No es marketing. Es difícil", afirmó el presidente, en referencia al programa de telerealidad que condujo Trump y a sus múltiples declaraciones de autofelicitación sobre sus éxitos como empresario.

"A veces (ser presidente) exige tomar decisiones difíciles a pesar de que sean impopulares. Eso implica ser capaz de trabajar con dirigentes del mundo entero", insistió Obama.

El presidente estadunidense insistió que varios de los rivales republicanos de Trump habían adoptado posiciones similares a las del multimillonario, aunque muchas veces las expresaban de manera menos provocadora.

"Pienso que algunos observadores extranjeros están preocupados por la retórica de esta primaria republicana y por los debates republicanos. Y eso no se aplica solo al señor Trump", explicó Obama, dando ejemplos a posicionamientos de otros candidatos que buscan seducir a la opinión "anti-musulmana" y "anti-inmigrante".

Con respecto a la batalla por la nominación demócrata, Obama consideró que los dos aspirantes, la exprimera dama Hillary Clinton y el senador por Vermont Bernie Sanders, están haciendo "un debate sano" sobre los asuntos que interesan a los votantes demócratas. "Pero, no estoy triste de no estar en la papeleta", bromeó el presidente, que dejará la Casa Blanca en enero de 2017.

El mandatario rechazó posicionarse a favor de uno u otro candidato, aunque admitió que conoce mejor a Clinton porque ella fue su secretaria de Estado entre 2009 y 2013, después de que el propio Obama, entonces senador por Illinois, le venciera en las primarias demócratas para las elecciones de 2008.