Sierra Leona toma medida extrema para frenar al Ébola

La medida se ha anunciado como una campaña social y no médica, en la que los voluntarios van de puerta en puerta para hablar a la gente.

Freetown

La desesperación y la falta de recursos para frenar al mortal virus del Ébola que azota a cuatro países de Africa occidental, ha orillado a Sierra Leona a anunciar que realizará una operación de aislamiento entre el 19 y 21 de septiembre.

El gobierno de Sierra Leona informó la víspera que el aislamiento se realizará entre el 19 y 21 de septiembre, para permitir a sus trabajadores sanitarios detectar nuevos casos de la enfermedad.

La medida se ha anunciado como una campaña social y no médica, en la que los voluntarios van de puerta en puerta para hablar a la gente.

La enfermedad del virus del Ébola (anteriormente conocida como fiebre hemorrágica del Ébola) es una enfermedad grave, a menudo fatal, con una tasa de letalidad de hasta el 90 por ciento. Es una de las enfermedades más virulentas del mundo.

Hasta el momento han sido diagnosticadas en África más de tres mil 600 personas con Ébola desde el primer caso documentado en diciembre de 2013, de las cuales más de dos mil 100 han muerto, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sierra Leona, Liberia, Guinea y Nigeria son las naciones afectadas por esta epidemia.

La infección se transmite por contacto directo con la sangre, fluidos corporales y tejidos de animales o personas infectadas.

Los pacientes infectados requieren cuidados intensivos. Durante un brote, los que están en mayor riesgo de infección son los trabajadores de salud, familiares y otras personas en contacto cercano con personas enfermas y los pacientes fallecidos.

Según la OMS el brote continúa acelerándose, en donde más del 40 por ciento del número total de casos se han producido en el último mes. Sin embargo, la mayoría de los casos se concentran en sólo unas pocas localidades.

La tasa global de letalidad es del 52 por ciento. Va desde el 42 por ciento en Sierra Leona al 66 en Guinea.

En tanto, la organización Médicos Sin Fronteras (MSF) criticó el plan de Sierra Leona de aislar a su población para intentar contener el brote de Ébola.

MSF, que ha enviado equipos a los países afectados, dijo que el plan no ayudará a contener el virus.

La organización advirtió que obligar a la gente a quedarse encerrada en sus casas las llevaría a ocultarse, que destruirá la confianza entre los médicos y la sociedad y que terminará contribuyendo a una mayor propagación de la enfermedad.