Firman petición para expulsar a niño con Sida en China

Desde que el niño de ocho años fue diagnosticado con Sida, la comunidad de Shufangya le prohibió asistir a la escuela. Cerca de 200 habitantes piden su expulsión para proteger la salud.
Con el desarrollo de nuevas tecnologías y traramientos médicos, el VIH/SIDA ya no es sinónimo de muerte.
ONUSIDA estima que 19 de las 35 millones de personas que viven con el virus desconocen que son seropositivas. (Notimex)

Beijing, China

Los habitantes de una aldea china firmaron una petición para expulsar a un niño seropositivo de ocho años de edad, Kunkun, un drama que provocó una viva emoción en las redes sociales de China.

Kunkun, nacido en 2006, contrajo el virus en el vientre de su madre, quien después desapareció.

El niño fue diagnosticado seropositivo en 2011. Entonces desapareció su padre, dejándolo al cuidado de uno de sus abuelos.

Pero este último figura entre los 200 signatarios de la población de Shufangya, en la provincia de Sichuan (suroeste), que piden su expulsión para "proteger la salud" de sus habitantes, informa el diario oficialista Global Times.

Desde que fue diagnosticado a Kunkun se le prohibió asistir a la escuela y los aldeanos huyen de él como de un apestado, de la misma manera que los serositivos suelen ser estigmatizados en China.

"Nadie juega conmigo, tengo que jugar solo", declaró el niño citado por people.com.cn, el sitio web del oficialista Diario del Pueblo, según el cual en la petición de los aldeanos es calificado como una "bomba de tiempo".

"Él es inocente, no es más que un niño", afirma por su parte el jefe del Partido Comunista de la aldea, Wang Yishu. "Pero su VIH y el sida nos asustan", se justifica en declaraciones al sitio.

El caso de Kunkun fue el más controvertido este jueves en Weibo, el equivalente chino de Twitter. Muchos de los participantes se mostraron aterrados por la falta de compasión de sus compatriotas.

"¿Cómo ha podido ser tan abandonado tan despiadadamente?", se interrogaba un internauta.

Pánico e ignorancia

"Es porque la población china no tiene acceso a una educación suficiente, de allí la ignorancia y el pánico", responde otro.

Kunkun aparentemente descubrió la suerte que le esperaba introduciéndose en una reunión de los aldeanos especialmente convocada para decidir su caso, según el Global Times.

"Legalmente hablando", el niño no puede ser deportado fuera de su aldea, donde tiene los mismos derechos que todo el mundo, indicaron al diario altos jerarcas del distrito.

"Algunos responsables tienen intenciones de viajar a la aldea y de hablar con los habitantes", agregó el Global Times, mientras que el Diario del pueblo, órgano del Partido Comunista Chino, anunciaba en su sitio que "un trabajo ideológico" sería llevado a cabo entre los aldeanos.

El jueves al anochecer se ignoraba si Kunkun permanecía en Shufangya.

En una población total de mil 360 millones de habitantes, China tiene 497 mil personas diagnosticadas con el virus del sida, según las cifras publicadas a principios de este mes por la comisión para la Planificación Familiar y la Salud Nacional, que tiene jerarquía de ministerio. El primer caso fue diagnosticado en 1985.

Sigue habiendo una gran discriminación contra los portadores del virus en las escuelas, los hospitales, los lugares de trabajo y otras instituciones chinas. Este factor obstaculiza el diagnóstico y el tratamiento, según los expertos.

La situación generalmente es peor en el campo y en las regiones pobres, donde en general no llegan las campañas de sensibilización, que a menudo fracasan, según un militante de la prevención, quien sólo aceptó dar el nombre de Tang, coordinador de la oficina de Kunming (sur) del grupo antisida Aizhixing.