Sentimiento pro-independencia crece en Escocia

A tres semanas del histórico referéndum sobre la independencia de la nación del Reino Unido, un nuevo sondeo afirma que 47% votaría a favor de la misma y 53% en contra.
El primer ministro escocés, Alex Salmond, da un discurso en una Conferencia del Partido Nacional Escocés en Glasgow
El primer ministro escocés, Alex Salmond, da un discurso en una Conferencia del Partido Nacional Escocés en Glasgow (Reuters)

Londres

Un sondeo hecho público hoy reveló que el apoyo a la independencia de Escocia aumentó a tres semanas del histórico referéndum con los partidarios del "Sí" seis puntos por detrás de los contrarios a la secesión.

Según la encuesta de YouGov, un 47% de los encuestados votarían "Sí" a la independencia contra un 53% partidarios del "No". Estos resultados, que excluyen a los indecisos, son similares a los facilitados por Survation el viernes tras la buena actuación del líder independentista, Alex Salmond, en un debate televisivo.

La diferencia entre ambos campos se reduce más de la mitad, hasta los seis puntos, desde los catorce puntos de ventaja del "No" en una encuesta de YouGov a mediados de agosto. El actual sondeo se realizó a 1,063 personas entre el 28 de agosto y el 1 de septiembre.

El colectivo de homosexuales, bisexuales y transexuales de Escocia se pronunció hoy a favor de la independencia de esa región del Reino Unido al considerar que permitiría profundizar en el desarrollo de sus derechos.

La portavoz de la campaña Yes LGBT (siglas que designan colectivamente a lesbianas, gais, bisexuales y transexuales), Kirsty MacAlpine, argumentó que "la independencia ofrece a Escocia una oportunidad única para dotarse de las competencias y recursos necesarios a fin de garantizar la plena igualdad".

Yes LGBT presentó el llamado Libro Arcoíris, donde sugiere varias maneras en que se podrían mejorar los derechos del colectivo, lo que incluiría la ampliación del derecho de asilo para personas que son perseguidas en otros países.

El grupo defiende, entre otras, recoger los derechos de los homosexuales, bisexuales y transexuales en la nueva Constitución que el líder independentista y ministro principal escocés Alex Salmond se ha comprometido a elaborar si sale el "sí" en el histórico referéndum del 18 de septiembre.

Yes LGBT sostiene que el Parlamento de Londres impide el progreso del colectivo con sucesivas decisiones desfavorables, mientras que la cámara escocesa ha demostrado "de forma consistente" su apoyo.

Frente a esta toma de posiciones, un portavoz de la campaña "Better Together" (Mejor Juntos), que aboga por la permanencia en el Reino Unido, alabó el historial de LGBT en todo el Reino Unido e instó a la sección escocesa a "no dar la espalda" a sus colegas del sur. "Podemos tener lo mejor de ambos mundos, más competencias para Escocia junto con las oportunidades que ofrece el formar parte del Reino Unido", afirmó.

El ministro principal escocés y líder independentista Alex Salmond instó hoy a registrarse para votar en el referéndum del próximo 18 de septiembre al millón de residentes en Escocia que aún no lo ha hecho. El líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP) recordó que solo quedan 24 horas para poder ser incluidos en el registro electoral.

"Si tenéis amigos o familia que quieren votar y no están registrados, tienen apenas unas horas para hacerlo: esta es su última ocasión para atrapar la riqueza de oportunidades que ofrece el histórico referéndum en Escocia", afirmó el político. En la recta final de la campaña, Salmond, que hoy visitó dos clubes de fútbol en Dundee favorables a la escisión, reiteró que la independencia traerá prosperidad a Escocia y le permitirá tomar sus propias decisiones, por ejemplo "para crear más empleo" o "proteger el Servicio Público de Salud (NHS)".

Los residentes en Escocia mayores de 16 años están llamados a las urnas el 18 de septiembre para responder con un "sí" o un "no" a la pregunta: "¿Debería Escocia ser un país independiente?". Entre crecientes acusaciones de agresividad, los partidarios de ambas opciones afrontan los últimos días de campaña con actos previstos en todo el territorio.

El representante de "Mejor Juntos", el ex ministro laborista Alistair Darling, visitará hoy Greenock para alertar de los riesgos de la independencia y desvelará un nuevo póster electoral en el que conocidos escoceses la rechazan. Famosos británicos como los músicos Paul McCartney y Mick Jagger, así como la escritora JK Rowling, autora de Harry Potter, han sumado su voz a la campaña favorable a conservar la unión con el Reino Unido, forjada en un tratado de 1707.

El censo para la consulta es de unos 4.3 millones de electores y el gobierno nacionalista de Salmond, promotor del referéndum, confía en que la participación llegue al 80 %, alrededor de 3.36 millones de personas. Los residentes en Escocia mayores de 16 años están llamados a las urnas el 18 de septiembre para responder con un "sí" o un "no" a la pregunta: "¿Debería Escocia ser un país independiente?".