Senegal, quinto país africano afectado por el ébola

Un estudiante guineano que escapó a la vigilancia sanitaria en su país y que podría haber entrado en territorio senegalés antes del cierre de la frontera.
Dos enfermeros, vestidos con trajes especiales, escoltan a un enfermo de ébola en Monrovia, capital de Liberia
Dos enfermeros, vestidos con trajes especiales, escoltan a un enfermo de ébola en Monrovia, capital de Liberia (AFP)

Dakar, Monrovia

La epidemia de Ébola, que ha dejado ya más de 1,500 muertos en el oeste de África, afectó a un quinto país, Senegal, donde el ministerio de Salud anunció un primer caso: un estudiante guineano que escapó a la vigilancia sanitaria en Guinea.

En Nigeria, donde el jueves se registró un sexto deceso, 160 personas fueron colocadas bajo observación en Port Harcourt, sur del país. Es la primera vez que las autoridades sanitarias de Nigeria toman ese tipo de medidas fuera de Lagos, sudoeste del país.

Senegal cerró sus fronteras con Guinea el 21 de agosto, pero el joven, buscado por las autoridades sanitarias en Conakry al estar en contacto con enfermos de ébola, podría haber llegado a territorio senegalés antes del cierre de la frontera, según las explicaciones de la ministra senegalesa de Salud.

Nigeria se había convertido en julio en el cuarto país afectado por la enfermedad, tras la llegada de un viajero procedente de Liberia, y desde entonces han muerto seis personas.

La epidemia, declarada a principios de año en Guinea antes de propagarse también a Liberia y Sierra Leona, es la más grave desde la de fiebre hemorrágica en 1976 en República Democrática del Congo (RDC), donde reapareció en agosto por séptima vez.

Según el último balance el 26 de agosto de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el ébola ha dejado 1,552 muertos entre los 3,069 casos registrados. En concreto, 694 personas fallecieron en Liberia, 430 en Guinea, 422 en Sierra Leona y seis en Nigeria.

Los servicios sanitarios guineanos informaron el miércoles de la desaparición "de una persona infectada con el virus del Ébola que habría viajado a Senegal", precisó la ministra senegalesa de Salud, Awa Marie Coll Seck. "La persona ha sido localizada en el hospital de Fann (en Dakar). Se trata de un joven guineano que fue puesto en cuarentena", dijo.

Los resultados de las pruebas dieron positivo y el paciente se encuentra en "un estado satisfactorio", indicó Seck, quien precisó que "se ha reforzado el dispositivo para evitar que se propague la enfermedad".

Prohibidos los deportes de contacto

Tras varias falsas alertas, el caso del joven representa el primer caso confirmado en Senegal, país limítrofe con Guinea. Según la ministra de Salud, este guineano estudiante en una universidad de Conakry había desaparecido tres semanas antes de que los equipos de vigilancia sanitaria guineanos alertaran a Senegal.

"Estamos retomando todo el itinerario y revisando a todas las personas que permanecieron en contacto" con el paciente, indicó Seck sin dar más detalles. Senegal cerró sus fronteras terrestres el pasado 21 de agosto con Guinea a causa de la epidemia, más de tres meses después de haberlas reabierto.

"Esta medida se extendió (...) a las aeronaves y barcos procedentes de Guinea, Sierra Leona y Liberia", precisó el ministerio del Interior. En Sierra Leona, el gobierno anunció hoy la inclusión del ébola entre las enfermedades que exigen una declaración obligatoria en período de epidemia, al igual que la fiebre amarilla, la peste, el cólera y las fiebres tifoideas.

Esta ley prevé la evacuación de las zonas afectadas y la prohibición de entrar o salir sin autorización médica bajo pena de multa o prisión, precisó Freetown. Asimismo, la legislación prohíbe "cualquier actividad deportiva que implique contacto físico" bajo pena de seis meses de prisión.

Marruecos, que en enero de 2015 organiza la Copa de Africa de las Naciones de fútbol, anunció la creación de una comisión encargada de preparar un "plan sanitario" anti ébola.

Las autoridades de Liberia, el país más afectado por la epidemia de Ébola, anunciaron el levantamiento a partir del sábado de la cuarentena impuesta en el barrio de West Point, en la capital Monrovia, desde el 20 de agosto. "A partir de mañana a las 06:00 (hora local y GMT), la cuarentena de West Point será levantada", anunció la radio pública, citando un comunicado de la presidencia del país.

La decisión fue tomada por recomendación del ministerio de Salud, precisó a la AFP el ministro de Información, Lewis Brown, quien señaló que "se realizaron progresos en el barrio en cuanto a la colaboración con los equipos de salud (...) y la población ha mostrado su determinación de combatir la epidemia organizando equipos de seguimiento y vigilancia de los contactos (con los enfermos), así como campañas de sensibilización" al respecto.

Los habitantes de West Point reaccionaron encolerizados por la puesta bajo cuarentena del barrio por decisión de la presidente Ellen Johnson Sirleaf, así como el de Dolo Town, al este de la capital, al mismo tiempo que se impuso el toque de queda general entre las 21:00 y 06:00. Cuatro de los vecinos fueron heridos por los soldados encargados de imponer la cuarentena, tras lo que uno de ellos, un adolescente, falleció.

A causa de este luctuoso hecho, tras una reunión entre Johnson y la representante especial del secretario general de la ONU para Liberia, Karin Landgren, esta última dijo que "la fuerza letal no sería más utilizada". En Liberia han fallecido al menos 694 personas por Ébola desde el comienzo de esta epidemia, este año.