Senador Rubio presidirá primera audiencia sobre Cuba en el Congreso

El legislador republicano estadunidense por Florida, de origen cubano, se ha opuesto radicalmente a un acercamiento con el gobierno de Raúl Castro.
El senador hispano Marco Rubio, posible aspirante a la candidatura republicana a la presidencia en 2016
El senador hispano Marco Rubio se ha declarado opuesto al acercamiento entre Washington y La Habana (EFE)

Washington

El senador republicano Marco Rubio, uno de los más beligerantes con el Gobierno cubano de Raúl Castro y posible candidato a la presidencia de Estados Unidos en 2016, presidirá el próximo martes la primera audiencia sobre el deshielo de las relaciones con Cuba que se celebrará en el Congreso tras su anuncio.

Rubio fue nombrado hoy presidente del subcomité para asuntos del Hemisferio Occidental, Crimen Transnacional, Seguridad Civil, Democracia, Derechos Humanos y Asuntos Mundiales de la Mujer, ante el que se celebrará dicha audiencia.

"Siendo de Florida, he visto cómo los acontecimientos en el Hemisferio Occidental no sólo impactan en nuestro estado sino en toda nuestra nación. Durante demasiado tiempo, el Congreso y la Administración no han logrado priorizar nuestras relaciones en este hemisferio", dijo Rubio tras su nombramiento.

"Esta falta de atención nos ha impedido aprovechar las oportunidades de una clase media en ascenso, ha envalentonado a los tiranos, ha permitido que actores no estatales erosionen valores democráticos y que competidores globales profundicen su influencia en el continente", aseveró el senador.
Rubio alertó, asimismo, de que Estados Unidos ha perdido su capacidad para responder ante la proliferación de la delincuencia organizada en las Américas.

"Como presidente del subcomité, promoveré medidas audaces que mejoren los intereses económicos y de seguridad, abordando los crecientes llamados a la región para contar con instituciones transparentes, acceso a una educación de calidad, competitividad del sector privado, y respeto por la libertad política y económica para todos", añadió.

El legislador, gran escéptico del proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, anunciado el pasado 17 de diciembre, resaltó también que trabajará por defender los derechos humanos en los países americanos, especialmente en Venezuela y Cuba.

La primera delegación del Gobierno de Estados Unidos viajó a la isla la semana pasada para proceder a una toma de contacto directo que ayude a avanzar con los diálogos entre los países. La próxima ronda de encuentros se producirá en Washington en las siguientes semanas.