Republicanos toman control del Congreso de EEUU

Después de ocho años, los legisladores conservadores asumirán las riendas de la Cámara Alta, lo que representa una gran derrota para el partido del presidente Obama.
El líder de los senadores republicanos, Mitch McConnell, festeja su reelección por Kentucky.
El líder de los senadores republicanos, Mitch McConnell, festeja su reelección por Kentucky. (Shannon Stapleton/Reuters)

Washington

Los republicanos obtuvieron el control total del Congreso estadunidense tras las elecciones legislativas de ayer, colocando una sombra sobre el resto del mandato del presidente demócrata Barack Obama.

Además de asegurar el dominio que mantienen desde 2010 en la Cámara de Representantes, los republicanos arrebataron a los demócratas los seis escaños claves necesarios para lograr la mayoría en el Senado.

Su jefe en la Cámara alta, Mitch McConnell, obtuvo la reelección en Kentucky tras una difícil campaña y anunció un cambio de rumbo en Washington.

"Es hora de marchar en otra dirección", afirmó McConnell, que a los 72 años se convertirá en el hombre fuerte del Senado.

Los republicanos también cantaron victoria en Virginia Occidental, Montana, Colorado, Arkansas, Dakota del Sur y Georgia, obteniendo así los seis puestos claves que tenían que arrebatar a los demócratas para alcanzar la mayoría en el Senado de 100 escaños.

Los demócratas llegaron a los comicios con una ventaja de 55 a 45 en número de lugares del Senado y pudieron retener New Hampshire, pero en Carolina del Norte, otro de sus bastiones, el resultado seguía anoche incierto.

En Luisiana, otra de las contiendas consideras clave, el ganador se decidirá en segunda vuelta el 6 de diciembre, ya que ningún candidato logró mayoría.

En las "midterms" (elecciones de mitad de periodo) realizadas ayer, tradicionalmente crueles para el partido en el poder, los electores estadunidenses votaron para renovar la totalidad de los 435 escaños de la Cámara baja, 36 de 100 bancas del Senado, y 36 de las 50 gubernaturas estatales.

La pérdida de la mayoría demócrata en el Senado representa un golpe arrasador para Obama, que tendrá que navegar los dos últimos años de su gestión sin apoyo legislativo.

Se trata de una situación por la que eventualmente pasaron todos los presidentes estadunidenses desde el republicano Ronald Reagan (1981-89).

Un Bush gana

En cuanto a las elecciones para elegir gobernador, ayer ciudadanos de 36 estados acudieron a las urnas.

En los primeros resultados, el republicano Rick Scott fue reelegido gobernador de Florida tras derrotar al demócrata Charlie Crist, según las proyecciones de los principales medios estadunidenses.

El actual gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, conquistó su reelección con una cómoda victoria sobre el republicano Rob Astorino.

Con 72% de los votos frente a 22% de Astorino, el actual gobernador demócrata fue declarado ganador apenas media hora después de que se cerraran las casillas.

En la frontera con México, el procurador general de Texas, el republicano Gregg Abbott, habría derrotado a la senadora demócrata Wendy Davis en la carrera por la gubernatura, de acuerdo con las proyecciones de la una cadena de televisión.

La cadena CNN emitió su proyección cuando los primeros datos otorgaban a Abbott 58 por ciento de los votos, mientras Davis registraba 41 por ciento.

En el mismo estado, George P. Bush fue electo como Comisionado de Tierras, un puesto poco conocido pero influyente.

El nuevo comisionado de tierras de Texas es nieto del ex presidente (1989-1993) George H.W. Bush, y es sobrino del ex mandatario George W. Bush (2001-2009).

Preston Bush es además el primer político hispano de la dinastía Bush, pues es hijo de la inmigrante mexicana Columba Garnica Mayo. Su padre, Jeb Bush, fue gobernador de Florida.

Latinos, demócratas

-Seis de cada diez hispanos votaron ayer a favor de candidatos demócratas a la Cámara baja, de acuerdo con una encuesta que también midió la participación de los latinos con un 8 por ciento del electorado total.

-La mitad de los votantes latinos dijo que la economía es el tema de mayor importancia para Estados Unidos, seguido por el acceso a la atención médica.

-La inmigración ilegal quedó como el tercer asunto importante, al ser mencionada por 16 por ciento de los hispanos. La encuestadora Edison Research realizó el estudio para AP y televisión.